Un MV-22 Osprey participando en unas maniobras aéreas conjuntas de logística de las fuerzas armadas de Corea del Sur y EEUU

Publicidad

Prevista para el 12 de junio en Singapur

La cumbre Kim-Trump, en peligro por las maniobras militares que llevarán a cabo Corea del Sur y EEUU

El régimen de Pyongyang considera "una provocación" las maniobras 'Max Thunder', que interpreta como un ensayo para una invasión de Corea del Norte. Estados Unidos ha respondido que sigue planeando la cumbre y que no tiene previsto cancelar sus ejercicios militares con Corea del Sur porque son "legales".

antena3.com / Agencias | Madrid
| 15.05.2018 22:05

Corea del Norte ha anunciado la suspensión de los contactos de alto nivel con Corea del Sur previstos para este miércoles en represalia por las maniobras militares conjuntas surcoreano-estadounidenses. La agencia de noticias oficial norcoreana, KCNA, ha informado de la suspensión y ha atribuido la decisión a la "provocación" que suponen estas maniobras en medio de un proceso de acercamiento diplomático. En concreto denuncia que las maniobras 'Max Thunder' incluyen la participación de bombarderos B-52.

El régimen de Pyongyang incluso se plantea dar un paso más y cancelar la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump. "Estados Unidos tendrá que sopesar cuidadosamente todo lo relacionado con la prevista cumbre con Corea del Norte, a tenor de estos provocadores ejercicios militares conjuntos con la participación de las autoridades de Corea del Sur", se indica en la nota.

A juicio de Corea del Norte, esas maniobras vulneran la "Declaración de Panmunjon" suscrita el pasado 27 de abril por Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en dicha ciudad donde se encuentra la frontera entre las dos Coreas y por la cual se establece un compromiso por la paz permanente y la completa desnuclearización de la península coreana.

En los ejercicios militares, que está previsto que comiencen el próximo día 18, participa un centenar de aviones, entre ellos ocho del tipo F-22, indetectable al radar, así como cazabombarderos F-15 y bombarderos estratégicos B-52. Corea del Sur y Estados Unidos realizan regularmente ejercicios militares conjuntos que siempre han suscitado el rechazo del régimen de Pyongyang, que los considera como una amenaza y un ensayo para una eventual invasión del norte.

Tras conocerse la posibilidad de cancelar la cumbre, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, dijo que Washington no tiene previsto cancelar esas maniobras. "No hemos escuchado nada de ese Gobierno (norcoreano) ni del Gobierno de Corea del Sur que indique que no vayamos a continuar con esos ejercicios o que no vayamos a seguir planificando nuestra reunión entre el presidente Trump y Kim Jong-un para el próximo mes", dijo la portavoz.

Una reunión entre las dos Coreas que iba a ser histórica

Las dos Coreas iban a abordar este miércoles la aplicación de las medidas acordadas el pasado 27 de abril por el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente surcoreano, Moon Jae In. La más importante de ellas es el acuerdo para lograr la completa desnuclearización de la península de Corea. La reunión, la primera tras la histórica cumbre Moon-Kim, se celebraría en el lado sur del pueblo de Panmunjom con cinco representantes norcoreanos y otros tantos surcoreanos, en ambos casos encabezados por los respectivos ministros de Unificación.

Publicidad

Relaciones Internacionales

Trump ve probable una segundo encuentro con Kim Jong Un

Trump ve probable una segundo encuentro con Kim Jong Un

Trump, que enfrentó el desafío de Corea del Norte tan pronto como asumió el cargo en enero de 2017, dijo que solo había estado trabajando en el tema de Corea del Norte durante tres meses, mientras que sus predecesores habían estado trabajando en él durante 30 años.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump

Trump admite que su hijo se reunió con una abogada rusa antes de las presidenciales pero asegura que fue legal

"Noticias falsas informan, en una fabricación completa, de que estoy preocupado por la reunión de mi maravilloso hijo, Donald, en la Torre Trump", tuiteó. "Fue una reunión para obtener información sobre un oponente, totalmente legal y que se hace siempre en política, y no llegó a ninguna parte. ¡No lo sabía!", indicó.