Un alumno de la escuela Lawton Chiles Middle Academy, en Florida, fue detenido después de que se opusiera a levantarse durante la ceremonia de juramento a la bandera al considerar que ésta era racista y el himno nacional ofensivo para las personas inmigrantes.

La profesora, en vez de mediar con la situación, se dirigió de manera desafiante al alumno: "Si vivir en Estados Unidos está tan mal, ¿por qué no te vas a vivir al otro lugar?". A lo que el estudiante contestó: "Porque me trajeron aqui". La docente continuó reprochando al menor: "Pero puedes volver siempre que quieras, porque yo vengo de Cuba y el día que considere que no soy bienvenida en este país, buscaré otro donde vivir". Acto seguido, la trabajadora llamó a la dirección del centro escolar porque se negaba a dar clase con el menor dentro del aula.

Posteriormente, un oficial de Policía de la escuela detuvo al pequeño después de que este, supuestamente, se negara a abandonar el aula y llamara racistas a los funcionarios mientras amenazaba con agredir a la docente, versión que el menor negó tajantemente.

Pese a no estar obligados a participar en el acto de juramento, la Policía argumentó que "se procedió a la detención ya que el menor impedía el transcurso normal de la clase".

Por su parte, Dhakira Talbot, la madre del niño, criticó y lamentó la actuación del colegio, que a su parecer se excedió en el trato con su hijo: "Si era necesario tomar algunas medidas disciplinarias, había que tomarlas en la escuela. No había que arrestarle", lamentó.