Al menos 310 personas han muerto y cerca de 500 han resultado heridas por la ola de atentados ocurridos en Sri Lanka en varios hoteles e iglesias el Domingo de Resurrección, según el último balance de víctimas.

El Ministerio de Sanidad del país ha recalcado que hay 41 cuerpos que aún no han sido identificados y que continúan en los hospitales, según recoge el portal de noticias cingalés News First.

La Policía de Sri Lanka ha detenido a 30 personas por su presunta relación con los atentados y ha identificado como supuesto responsable a un grupo islamista local.

La Presidencia de Sri Lanka ha declarado este martes el estado de emergencia nacional para centrar sus esfuerzos en la investigación de los ataques y la lucha antiterrorista.

La medida de excepción incluye una serie de iniciativas para reforzar las capacidades de las fuerzas de seguridad. Además, el Ejecutivo ha decidido decretar el martes como día de luto nacional por los ataques del Domingo de Resurrección.

La decisión de decretar el estado de emergencia nacional ha sido adoptada por el presidente del país, Maithripala Sirisena, en la reunión que ha presidido este lunes del Consejo de Seguridad Nacional ceilandés.

Dos suicidas detonaron su carga en el hotel Shangri-La, en Colombo, los restantes los hicieron en tres iglesias y en otros dos hoteles. También fueron atacados un cuarto hotel y una casa de un suburbio de Colombo aunque las autoridades no tienen claro cómo se llevaron a cabo esos ataques.

También te puede interesar...

Una pareja de gallegos, entre los fallecidos en el atentado de Sri Lanka