Nueva Zelanda

Publicidad

Coronavirus

Así ha conseguido Nueva Zelanda estar 100 días sin nuevos contagios de coronavirus

Nueva Zelanda estableció tres medidas base para evitar la propagación del virus y los nuevos rebrotes que suceden en la mayoría de países. En total, el país ha registrado 1.219 contagios desde que se inició la pandemia.

En resumen

  • Llevan 100 días sin nuevos contagios
  • Han tomado tres medidas

Nueva Zelanda celebra sus 100 días sin nuevos contagios de coronavirus, desde el pasado 1 de mayo. El primer caso que llegó al país fue en el mes de febrero.

El éxito se debe a tres medidas que formaron la base para evitar la propagación del coronavirus entre los habitantes. Lo primero que hicieron fue la instalación de un control estricto en la frontera para impedir que el coronavirus entrase en el país.

Una vez controlada la frontera, se decretó el confinamiento y la obligación de mantener la distancia de seguridad para frenar la transmisión comunitaria.

La última medida es un mecanismo de control por pruebas médicas para detectar nuevos casos y conseguir realizar un rastreo de contactos para ponerlos en cuarentena. Estas tres medidas han sido las definitivas para haber llevado la lucha contra el Covid-19 con éxito.

El Ministerio de Sanidad pide no bajar la guardia

A pesar de los buenos resultados, el Ministerio de Sanidad ha pedido no bajar la guardia y mantener la responsabilidad social. Así pretenden evitar los rebrotes que están apareciendo en el resto de países.

"Lograr 100 días sin transmisión comunitaria es un hito importante, sin embargo, como todos sabemos, no podemos permitirnos ser complacientes", ha afirmado la directora general de salud, la doctora Ashley Bloomfield.

Además, explica el protocolo que hay que seguir para aquellos habitantes que tienen síntomas de coronavirus. Explica que tienen que hablar con su médico y quedarse en casa.

La cifra total de casos confirmados en Nueva Zelanda es de 1.219 y el número de muertes son 22. Estos datos se encuentra en una posición baja en comparación con los del resto del mundo.

Publicidad