Aldi ha retirado 38.000 bolsas de verduras congeladas de sus estantes de Reino Unido después de que una clienta encontrara media rata en una de ellas. Pat Bateman, la mujer de 60 años que se encontró los restos del animal, los localizó mientras daba de comer a su nieta de dos años. Según ha explicado a 'The Sun', se habían comido casi toda la bolsa de verduras antes de ver al roedor: "Es un milagro que ninguno de nosotros terminara físicamente enfermo".

"Es un milagro que ninguno de nosotros terminara físicamente enfermo"

La abuela regresó inmediatamente a la tienda de Aldi cerca de Liskeard, en Cornwall (Inglaterra), donde el gerente se disculpó y le ofreció 30 libras esterlinas en su próxima compra. Sin embargo, a ella le pareció que la empresa no se estaba tomando suficientemente en serio la queja, por lo que se fue a la oficina central de Aldi. Desde allí, le ofrecieron 500 libras esterlinas de indemnización, pero ella todavía cree que esto no es "suficiente".

Según un informe interno de Aldi visto por 'The Sun', se han presentado ya tres quejas sobre "trozos de roedor pequeño" encontrados en el mismo producto. Como resultado, la bolsa de verduras mixtas se retiró de la venta el 5 de enero. Aldi ha hecho una declaración en la misma dirección: "Tras la queja de la señora Bateman retiramos este producto de la venta para evitar nuevos problemas. Hemos suspendido todos los pedidos de este sitio de producción mientras investigamos este asunto".