El fundador de Ciudadanos, responsable del Área de Educación y portavoz en el Parlament balear, Xavier Pericay, ha dimitido de todos sus cargos en la formación naranja. "Era un buen momento para tomar la decisión", afirma.

Pericay adelantó a sus compañeros de la ejecutiva su decisión de dimitir hace meses y al presidente de la formación, Albert Rivera, a mediados de la semana pasada.

"Este era un buen momento para tomar la decisión. Estoy contento con lo que hemos hecho en la educación, hemos hecho una labor que ha sido reconocida estos años", afirma Pericay. Alega que su decisión tiene que ver con motivos personales y falta de "ilusión". "Una empresa como la de formar parte del Comité Ejecutivo de un partido que aspira a gobernar España en un futuro no muy lejano, requiere una motivación y una ilusión muy superiores a las que yo pueda tener hoy en día", ha explicado.

Además, en una carta publicada "a modo de despedida", Pericay ha matizado que, aunque no se va "por las mismas razones" que Toni Roldán, su marcha "también ha influido" en su dimisión.

Aún así, ha agradecido a Rivera la "confianza" que depositó en él al ponerle como cabeza de lista al Parlamento balear y al incluirle en la ejecutiva. "Han sido cuatro años apasionantes, de los que he sacado provechosas lecciones sobre el ejercicio del poder y el valor de la amistad, y en los que he conocido a gente estupenda, dentro y fuera del partido, empezando por muchos de mis compañeros de ejecutiva", asegura.

"Todo llega a su fin y ese fin, en mi caso, arrancó con mi derrota en las primarias de Baleares del pasado mes de marzo y terminó de concretarse el lunes de la semana pasada con la reunión del Comité Ejecutivo a la que no pude asistir por encontrarme de viaje", concluye en su carta de despedida.