El Ayuntamiento de Cadrete, liderado por la 'popular' María Angeles Campillo, con el apoyo de Ciudadanos y Vox ha decidido retirar el busto de Abderramán III, situado en la plaza de Arahón del municipio zaragonazo, una actuación que ha sido criticada por CHA e IU, que considera que la medida se ha tomado por orden del concejal de Vox y primer teniente de alcalde, Jesús García Royo.

La Agrupación Local de Izquierda Unida (IU) ha rechazado la retirada del busto por orden el concejal de Vox y primer teniente de alcalde, Jesús García Royo. IU ha comentado en una nota de prensa que esta es la primera actuación del concejal, que "ni siquiera ha esperado a la celebración del pleno de organización y a la toma de la delegación de la Alcaldía", ha señalado la coordinadora de IU en Cadrete, María Angeles Mercader.

Los operarios retirando el busto | Izquierda Unida

Para la representante de IU, la actuación del concejal de Vox responde a una "gravísima e intolerable actitud racista y de odio" y ha indicado que la estatua que se ha retirado este martes es una réplica de la donada a Cadrete por el escultor turolense Fernando Ortiz Villarroya. Mercader ha advertido de que la "inquina" hacia esta estatua "por gente del entorno de los partidarios de Vox ha hecho que en dos ocasiones la estatua haya sido vandalizada".

La primera vez fue arrancada con una eslinga, "hecho del que se vanagloriaron en redes sociales muchos partidarios de este grupo político" y en la segunda ocasión volcaron un bote de pintura roja sobre la estatua, ha relatado.

La coordinadora de IU en Cadrete ha opinado que los próximos cuatro años van a ser "muy oscuros para la tolerancia" en el municipio y ha transmitido su sensación "desagradable" ante "una completa intolerancia, falta de conocimiento de la cultura y la historia y ninguna sensibilidad ante el arte".

El califa cordobés Abderramán III acampó con sus tropas el 9 de octubre del año 935 frente a la fortaleza de Cadrete con el fin de preparar el asedio a Zaragoza y doblegar a la familia de los Tuyibíes que se habían sublevado contra el Califato de Córdoba. "El califa mandó construir lo que hoy es la Castillo de Cadrete para controlar el asedio a la cuidad y se edificaron el de Cuarte y María de Huerva", ha detallado Mercader, para quien este hecho forma parte de la historia de la localidad.