18.005000

Publicidad

Política

"¡Viva el 8 marzo!": Única alusión de Pedro Sánchez a la polémica por la manifestación feminista y la investigación a Marlaska

El presidente del Gobierno ha pedido en su discurso en el Congreso de los Diputados que "se aparque la mezquindad de la pequeña política" y ha concluido con un "lo digo alto y claro ¡Viva el 8 de marzo!; la única referencia a la manifestación que ha colocado al Gobierno en el centro de la tormenta política.

El presidente del Gobierno ha terminado su discurso para pedir el apoyo a la sexta prórroga del estado de alarma hablando de unidad y con una exclamación: "Y yo lo digo alto y claro: ¡Viva el 8 de marzo!", esa ha sido la única referencia a la manifestación feminista que ha puesto al Gobierno en mitad de una tormenta política.

La investigación judicial sobre la posible responsabilidad de la autorización a pesar de los primeros brotes del coronavirus, sentará en el banquillo al delegado del Gobierno en Madrid y ha provocado la petición de dimisión en bloque de la oposición al ministro Marlaska después de filtrarse un informe firmado por la directora general de la guardia civil en el que se vincula el cese del coronel Pérez de los Cobos con su negativa a filtrar al gobierno el informe de la guardia civil en calidad de policía judicial solicitado por la juez.

Llamada a la concordia en la política

Ha asegurado que "el enemigo es el virus y la política debe servir para combatirlo juntos. Puede que haya clamado en el desierto pero es una conclusión que hay que sacar. El virus no puede ser el pretexto para combatir al adversario. No se puede usar a las victimas como arma arrojadiza ni apropiándose de una bandera".

Ha hecho un llamamiento a "aparcar la mezquindad y la irrelevancia de la pequeña política". "Dediquémonos juntos a una misma labor" ha dicho.

El presidente ha asegurado que el odio es veneno y que "lo vemos en algunos lugares como EEUU. No queremos verlo cuajar en España. El veneno es el odio. Aniquila sociedades y comunidades. No al veneno del odio. No a la violencia verbal, no al insulto, no a la provocación" ha asegurado.

Publicidad