122.016833

Publicidad

Pérez de los Cobos

Una nota reservada refuerza la versión de que Grande-Marlaska cesó a Pérez de los Cobos por no filtrar investigaciones

Según este documento secreto, firmado por la directora general de la Guardia Civil María Gámez, Fernando Grande-Marlaska cesó a Diego Pérez de los Cobos por no "informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil".

Una nota reservada revela que Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior habría cesado al jefe de la Guardia Civil en Madrid, Diego Pérez de los Cobos por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento.

El informe secreto al que ha tenido acceso Antena 3 está firmado por María Gámez Gámez, directora general del cuerpo. Según puede verse al final del documento, Gámez envió esta nota al secretario de Estado de Seguridad del Ministerio, Rafael Pérez, a las 22.14 horas del domingo 24 de mayo.

Esta misma publicación apunta a que cuando Gámez llamó a Pérez de los Cobos a las 22.30 horas para reprocharle que no le hubiera informado sobre la existencia del atestado de la Guardia Civil ni sobre su contenido, el coronel ya llevaba un cuarto de hora destituido.

Fuentes de Interior justifican que en la propuesta de cese de Pérez de los Cobos se explica que es por una "pérdida de confianza" derivada, entre otros, porque se incumplió el procedimiento de comunicación de actuaciones, a los solos efectos de conocimiento, no del contenido de las mismas, que se debe a la dirección de la Guardia Civil a través de la cadena de mando.

En esa propuesta de cese se explica que la dirección de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior ni conocían las actuaciones, ni tuvieron acceso al informe. Un informe que, sin embargo, fue objeto de filtraciones antes incluso de que las partes personadas en el proceso tuvieran acceso al mismo.

Interior añade que la confianza es un elemento nuclear en un cargo como el que ocupaba el coronel, para el que fue nombrado de forma discrecional, y que para el que se necesitan las más altas cotas de neutralidad, profesionalidad y comunicación.

Publicidad