La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha asegurado este jueves que se sintió "como un objeto" el 20 de diciembre de 2016 cuando el empresario Manuel Muñoz Medina simuló darle un beso, y para quien la dirigente política y la Fiscalía solicitan 1 año y 9 meses de cárcel en el juicio que ha comenzado este jueves.

Muñoz Medina, acusado de un delito de atentado a la autoridad y otro contra la integridad moral por simular un beso a Rodríguez durante un acto de la Cámara de Comercio, se ha defendido diciendo que fue "una broma de mal gusto", que no tocó ni rozó a Rodríguez "ni con la mano derecha ni con la izquierda" y que saluda así "en muchísimas ocasiones".

En su declaración ante la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla, la dirigente política ha asegurado que el entonces vocal de la Cámara sevillana la "asaltó" y la "arrinconó" a la salida del despacho del presidente de los empresarios y que sintió "miedo" porque estaba "sola con tres señores voluminosos que consienten lo que está ocurriendo". "Él pensaría que era una broma, pero a mí me pareció una agresión en toda regla. Me sentí un objeto entre esos señores. Sentí asco", ha afirmado la portavoz parlamentaria de Adelante Andalucía, quien ha asegurado que Muñoz Medina le puso una mano en su boca.

Rodríguez pide que el empresario sea condenado por un delito de abusos sexuales

La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha pedido a la Audiencia Provincial de Sevilla que el empresario Manuel Muñoz Medina, acusado inicialmente de atentado a la autoridad y contra la integridad moral por simular darle un beso durante un acto en la Cámara de Comercio, sea condenado por un delito de abusos sexuales.

La acusación principal sigue siendo por un delito de atentado a la autoridad y otro contra la integridad moral, pero tras el visionado del vídeo de la acción, ocurrida el 20 de diciembre de 2016, el tribunal de la Sección Cuarta ha planteado ese cambio de calificación, y el abogado de Rodríguez, tras consultarlo con ella, lo ha aceptado como alternativa a su primera calificación.

Por el delito de abusos sexuales penado por el artículo 181.1 del Código Penal, Rodríguez solicita ahora 1 año de prisión y una multa de 18 meses a razón de 30 euros diarios para el exvocal de la Cámara de Comercio. Por los delitos de atentado y contra la integridad moral, la diputada andaluza mantiene además su petición de 1 año por el primero y ha aumentado de 6 a 9 meses de cárcel la reclamación por el segundo.