Este mapa muestra el color del partido que ganó en las capitales de provincia las elecciones del pasado 26 de mayo. Un mapa donde predomina el rojo del PSOE, pero la fragmentación hace que llegar el primero a la meta, no signifique tener el bastón de mando asegurado.

Tras los pactos en los consistorios, el bloque de derechas recupera poder. Madrid es uno de los casos más significativos. También Zaragoza, donde los socialistas ganaron las elecciones, pero finalmente el PP se ha hecho con el bastón de la ciudad.

En Málaga, Murcia y Oviedo los populares llegaron en primera posición, pero dependían de la formación naranja para mantener esas alcaldías. Aquí los pactos se han cumplido, pero la jornada de este sábado ha dejado algunas sorpresas.

Sin embargo, no en todos los sitos han sido posibles estos acuerdos. En Burgos y Huesca se ha roto ese pacto, y en Cáceres, Jaén, Santa Cruz de Tenerife y Guadalajara, Ciudadanos ha sido clave para otorgar la Alcadía a los socialistas.