El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha dicho que la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, que tiene previsto comparecer ante la llamada Casa de la República en Waterloo, está invitada a entrar en la casa y decirle "a la cara" lo que quiera.

"Ella viene hacia aquí, sabe de mi disposición a recibirla con toda corrección y todo respeto y, además, con mucho interés", ha afirmado Puigdemont ante medios de comunicación tras participar en una reunión del conocido como Consejo de la República.

"Si lo que quiere es otra cosa, evidentemente yo no voy a participar. Si lo que quiere es un 'show' mediático como intentó hacer en mi pueblo natal, como está intentando hacer en otros sitios en Cataluña, esto es otra cosa", ha indicado, a la vez que ha rechazado la posibilidad de salir a su encuentro. En cambio, ha recalcado que "si realmente quiere debatir" y decirle algo, "lo tiene muy fácil: que entre y que me lo diga a la cara.

Y yo voy a decirle mi opinión". Puigemont, huido en Bélgica, ha destacado que "si hace más de 1.300 kilómetros (de Barcelona a Waterloo), que haga unos diez metros más" y entre en la Casa de la República. "Que entre aquí porque no sólo la vamos a tratar como corresponde a la jefa de la oposición del Parlamento de Cataluña y representante de muchos catalanes y catalanas, sino que además va a ser muy útil".

"Porque es de lo que se trata en democracia, de hablar, de discutir, de poner encima de la mesa discrepancias, puntos de vista, y ver si se puede avanzar", ha comentado.

Ha señalado que Arrimadas "tiene la puerta abierta de la Casa de la República", y que "no es la primera vez que un representante de Ciudadanos viene" a esta casa. Así, ha recordado que, anteriormente, la eurodiputada de Ciudadanos Carolina Punset también visitó la casa y, "por venir aquí, fue expulsada del partido".

"Tendría muchas ganas de hacerle un presente a la señora Arrimadas, regalarle mi libro para que pueda leerlo, que podamos discutirlo, a partir del intercambio de ideas", ha aseverado. Sobre la reunión mantenida esta mañana con otros de sus consellers huidos, como Toni Comín o Clara Ponsatí, ha dicho que el Consejo de la República va a "proponer" los siguientes pasos para hacer efectiva la independencia de Cataluña de España.

Este viernes, la portavoz del Gobierno mostró sus discrepancias con la visita a Waterloo de la hasta ahora líder de Ciudadanos en Cataluña. "Es una insensatez", dijo.