Publicidad

Coronavirus

Pedro Sánchez asegura que 2021 será el año de la vacunación mientras el PP lanza una campaña que denuncia su “nefasta gestión”

Pedro Sánchez ha recordado la labor de la ciencia tras un año de pandemia del coronavirus, mientras Pablo Casado ha querido recordar los errores cometidos por el Gobierno mediante una campaña en redes.

La pandemia del coronavirus ha cambiado tanto la vida de los españoles que las vivencias previas a la declaración del primer estado de alarma de hace un año parecen casi un espejismo a la luz de cómo se han trastocado sus costumbres, sus prioridades, sus miedos, mientras ponen sus esperanzas de futuro en las vacunas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este domingo, al cumplirse un año del anuncio del primer estado de alarma por la pandemia, que España tiene hoy un "horizonte claro de país: 2021 será el año de la vacunación y la recuperación".

"Desde hace un año luchamos contra el #COVID19. 2020 fue el año de la gran resistencia frente a la mayor calamidad en un siglo. Lo superamos con esfuerzo, sacrificio y una gran moral de victoria frente a la incertidumbre", ha escrito en su perfil de Twitter.

Con el título "No se podía saber" el PP ha lanzado en las redes sociales una campaña que denuncia la "nefasta gestión" de la pandemia que ha hecho el Gobierno con un vídeo elaborado a base de frases pronunciadas por las autoridades políticas y sanitarias que se han hecho famosas.

El vídeo, que circula por las redes sociales de todos los dirigentes y parlamentarios del PP, incluye frases como la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "trasladando certezas, garantías y tranquilidad" el 21 de febrero o del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, cuando aseguró que "España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado" o "puede ser que algún caso fallezca en nuestro país".

Cuando se activó el primer estado de alarma habían muerto en España 288 personas, 152 en un solo día; los datos recogidos el pasado viernes computan 173 fallecidos en 24 horas.

Los fallecimientos contabilizados oficialmente se ha multiplicado hasta los 72.258, y los contagios, cerca de 8.000 personas antes del confinamiento, llegan un año después a los 3.183.704 infectados, eso sí, con una capacidad mucho mayor de detección de la enfermedad.

Publicidad