Publicidad

Coronavirus

Así han cambiado nuestros conocimientos y nuestra forma de hablar tras un año de pandemia de coronavirus

En un año de pandemia hemos aprendido palabras nuevas como PCR , EPI o antígenos. Además, hemos ampliado conocimientos sobre personas y lugares que hace un año no conocíamos.

Hace justo un año que Pedro Sánchez comparecía para anunciar un estado de alarma que impuso el confinamiento domiciliario en todo el país. Desde entonces el coronavirus lo ha cambiado todo, también la temática de nuestros encuentros sociales.

De un año a esta parte no hay reunión de familia, amigos o trabajo donde no sobrevuele el tema covid. Ha cambiado nuestras conversaciones y también nuestro vocabulario. PCR, EPI, antígenos, FFP2, gel hidroalcohólico... son términos sanitarios que ya utilizamos de manera cotidiana.

Esas son las novedades, pero también tenemos palabras de siempre que con la pandemia tienen un significado especial. Por ejemplo, chándal, balcón o levadura nos recuerdan al confinamiento. ERTE, toque de queda, negacionista... nunca antes las habíamos utilizado tanto.

Con la pandemia muchos, incluso, han afinado sus conocimientos de geografía. Hoy saben cuál es esa ciudad china donde empezó todo: Wuhan. Y no solo ciudades, también hay personas a las que ahora parece imposible no conocer como a Fernando Simón.

Además, hemos ampliado nuestros conocimientos y palabras relacionadas con el ámbito sanitario. De hecho, la mayoría sabe los diferentes tipos de vacunas y mascarillas que hay en la actualidad.

Al final, todas las conversaciones empiezan o terminan en el mismo tema: el coronavirus y las medidas sanitarias. Y quedan ahí, flotando, como un aerosol. Es imposible ser inmune a ellas, negacionistas de este léxico pandémico.

Parece que todos somos expertos y hemos cursado medicina, aunque, en este caso, mejor no pasar a segundo curso y dejar este tema para los verdaderos expertos.

Publicidad