La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha querido zanjar la polémica por los tuits de su partido contra Ciudadanos con esta frase: "Yo creo que a alguien le dio un golpe de calor, y vamos a dejarlo ahí".

Desde Ciudadanos, el más explícito a la hora de valorar la salida de tono del "community manager de verano" de Vox ha sido Juan Carlos Girauta: "El tuit de Vox me parece una cosa tabernaria". Y ha añadido: "No suelo decir a nadie que se vaya a chupar el culo de otro, francamente".

El origen del enfrentamiento fue un mensaje del secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías. En su cuenta de Twitter acusó a Vox de ser los "nuevos socios" de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. La formación de extrema derecha respondió a Hervías con el tuit que calificaba de "acojonado y sinvergüenza" a Albert Rivera y pidió a Ciudadanos que se sentaran a negociar con Vox "como gente normal" y sin "cordones sanitarios". En su tuit publicado como respuesta, Hervías ha afirmado: "Aquí tenemos a los 'patriotas' de Vox. Negociando con PSOE y Podemos de Granada para hacer una moción de censura y quitar el gobierno del cambio de Cs y PP".