Coronavirus

Madrid y Barcelona pierden 60.000 residentes como consecuencia de la pandemia

La población de las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, sufre la mayor pérdida de residentes hacia pueblos por el coronavirus.

Publicidad

Madrid y Barcelona han perdido un total de 60.000 residentes desde que comenzó la pandemia del coronavirus. A pesar de las restricciones de movilidad que se establecieron para evitar la propagación del virus, se han registrado aproximadamente un millón y medio de cambios de residencia en la península a lo largo del año.

Las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona han sufrido pérdidas inconcebibles. La principal razón es la dificultad para encontrar un piso en condiciones. Las viviendas alcanzan precios muy altos y para algunos encontrar un piso donde alojarse ha rozado los límites de la desesperación.

A ello se suman los requisitos establecidos en cada casa puesta en alquiler, que pueden incluir costes muy elevados que muchos no se pueden permitir. Por ello, la mayoría de los que se encuentra en esta situación se plantea abandonar sus alojamientos para ir a lugares donde la calidad-precio sea más razonable.

Muestra de ello es que las personas que han decidido trasladarse de sus viviendas por la situación pandémica lo han hecho a pueblos de otros municipios. De esta manera, mientras las ciudades se han visto afectadas de manera negativa respecto al número de habitantes, los municipios rurales se han visto beneficiados. No solo por la llegada de nuevos habitantes, también los hay que han decidido quedarse después de cambiar su decisión inicial de querer marcharse. Un claro ejemplo es Sevilla, que ha experimentado uno de los mayores crecimientos de su población en la historia de la ciudad.

Según los datos publicados por el INE, las regiones que tengan de 10.000 a 50.000 habitantes han ganado residentes. En la misma línea, aquellas ciudades con más de 50.000 habitantes han sufrido pérdidas entre sus residentes.

Proyecciones de población 2020-2070

Los movimientos no se han realizado únicamente dentro de nuestras fronteras. Por el efecto del coronavirus, se estimó que el saldo migratorio iba a disminuir sensiblemente en 2020, continuando en 2021 con un saldo similar.

De acuerdo con un estudio publicado por el Instituto Nacional de Estadística en septiembre del año 2020, es cuestión de tiempo que España comience a ganar población. De esta forma, si se mantienen los datos demográficos, España ganaría casi un millón de habitantes en los próximos 15 años. Así, la población de España alcanzaría los 50, 6 millones de personas en 2070.

Publicidad