CGPJ

Cuca Gamarra responde al ultimátum de Podemos: "Victoria Rosell no cumple las condiciones para estar en el CGPJ"

La renovación del CGPJ está "muy avanzada", según la portavoz del PP, Cuca Gamarra. Desde el PP defienden un CGPJ sin vinculaciones políticos y que cumpla las condiciones que pide Europa.

Publicidad

La reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) está ya en su "parte final", tal y como reconoció este lunes la portavoz del PSOE, Pilar Alegría. Este lunes, Cuca Gamarra, la portavoz del PP, ha confirmado que los planteamientos de las negociaciones "están muy avanzados", aunque no ha especificado la fecha en la que el acuerdo podría ser público. Ante el ultimátum de Podemos, el PP descarta a Victoria Rosell.

Sin embargo, sobre la mesa todavía quedan algunos flecos. Según Gamarra, el PP está insistiendo en dos requisitos básicos para que la renovación se concrete de manera definitiva después de 4 años de retraso. Por un lado, la independencia para "buscar y mantener la separación de poderes y que el poder judicial tenga la independencia que necesita" y seguir avanzando en lo que pide Europa que es que los jueces elijan a los jueces.

"Lo importante no son los nombres sino los requisitos y condiciones que van a ser nombrados como miembros del CGPJ. No debe haber ninguna vinculación política y además deben de tener unos currículums para el puesto que van a ocupar", ha insistido. En este aspecto, ante la voluntad de Podemos de que Victoria Rosell ocupe uno de esos asientos, Gamarra ha asegurado que "evidentemente hay unas condiciones que Victoria Rosell no cumple". Aun así, ha asegurado que ambos partidos trabajan para "materializar el acuerdo cuanto antes".

La reforma del delito de sedición

La renovación del CGPJ se ha desvinculado de la reforma del delito de sedición planteada por el Gobierno y que vuelve a enfrentar al PP y al PSOE. Este lunes, los ministros Iceta y Alegría ya manifestaban la intención del Ejecutivo de llevarla a cabo, pero se mostraban conscientes de no reunir los apoyos ya que es necesaria una mayoría absoluta. Este martes, Cuca Gamarra, portavoz del PP, ha asegurado en Espejo Público el rechazo de su partido y considera la propuesta "un capítulo más del manual de resistencia de Pedro Sánchez con tal de seguir en el poder".

"El presidente no tiene ningún tipo de líneas rojas a la hora de negociar con los independentistas con tal de el poder sacar adelante cualquier texto legislativo, unos presupuestos que le permitan afianzarse en el poder", ha insistido Gamarra. Para la portavoz de los populares esta reforma "responde a crear un marco favorable" para los políticos que todavía no han sido juzgados por el Procés.

Además, Gamarra ha puesto como ejemplo los indultos a independentistas, negados por Sánchez durante la campaña electoral. Para el PP, plantear una reforma de este estilo significa "romper el principio constitucional de la igualdad de españoles ante la ley" y se trata de una cuestión que se realiza por un "compromiso personal" de Sánchez "para seguir gobernando" y que "no afecta al resto de la sociedad".

Publicidad