Ciudadanos vivió un momento de tensión durante la manifestación del Orgullo LGBI. Un grupo de personas hostigaron y atacaron a la formación naranja y les impidieron seguir la celebración. Los representantes del partido naranja presentes tuvieron que abandonar la manifestación entre abucheos por medio de agentes de la Policía Municipal y Nacional.

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha culpado al PSOE y a Podemos de la "agresión" sufrida y considera que ambas formaciones han estado alimentando "el odio" contra los votantes de Ciudadanos. Afirma que la reivindicación "se ha puesto del lado de los que quieren ser intolerantes", después de llamar "fascistas" a las personas que durante la manifestación les habían lanzado "botellas, hielos y vasos". "Los fascistas que hoy nos han intentado echar del Orgullo no se van a salir con la suya", añadía.

Por su parte, Begoña Villacís ha compartido en su cuenta de Twitter el vídeo que muestra a cientos de personas impidiendo el paso a los representantes de Ciudadanos durante la manifestación. "¿Quiénes son aquí los intolerantes, los violentos y los radicales? Llevaros vuestro odio fuera del orgullo, de sobrar alguien sois vosotros", comenta.

 

Inés Arrimadas ha pedido que tanto PSOE como Podemos "condenen sin matices y sin justificaciones lo que se ha visto". Además, ha señalado que Ciudadanos "no va a dar ni un paso atrás", ya que defiende que su partido "nació en un espacio en el que era más necesario que nunca", en alusión a la situación en Cataluña.

"Queremos saber cómo se ha organizado la manifestación, no vamos a permitir que se nos eche de los espacios de libertad", asegura.

Por su parte, la diputada de Ciudadanos y secretaria de la Mesa del Congreso Patricia Reyes se ha referido al discurso "del odio" alentado por otros partidos y ha dicho que esta manifestación "no se puede convertir en el día del fascismo".

Los organizadores del Orgullo lamentan el escrache a Ciudadanos

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales ha lamentado el incidente ocurrido con Ciudadanos y afirma que los propios organizadores pidieron la intervención de la Policía que, finalmente, optó por escoltar a la formación naranja fuera del recorrido para que pudieran salir las carrozas.

"Los voluntarios llamaron a la Policía para que pudiera seguir la marcha y se pudiera reanudar el desfile", ha explicado la presidenta de la Federación Estatal LGTB, Uge Sangil.