150.853333

Publicidad

Ataque a Atresmedia

Cayetana Álvarez de Toledo insiste en sus graves acusaciones contra la Sexta y el grupo Atresmedia

La portavoz parlamentaria del grupo popular en el Congreso de los Diputados ha insistido en su ataque contra Atresmedia. 24 horas después de acusar a La Sexta de "hacer negocio a costa de la democracia" en una entrevista en Onda Cero, lo ha repetido en la Cámara Baja. En el PP nadie la desautoriza abiertamente, aunque intentan guardar las distancias.

La portavoz del Partido Popular ha insistido este martes en su grave acusación al grupo Atresmedia: "Es verdad que hay medios que hacen negocio a costa de la democracia". Lo ha dicho en el Congreso de los Diputados 24 horas después de su primer ataque durante una entrevista con Carlos Alsina en el programa "Más de Uno" de Onda Cero. Dijo entonces que "la Sexta hace negocio por ejemplo con la erosión de los valores de nuestra democracia". Alsina, le repregunta si realmente piensa que "la Sexta trabaja por la destrucción de la democracia", a lo que Álvarez de Toledo respondía: "bueno, hace negocio con eso. Lo ha hecho siempre".

Un durísimo insulto de la portavoz del PP a los profesionales de la Sexta al que Antonio García Ferreras respondía "no le vamos a pedir permiso a Cayetana Álvarez de Toledo que es una especialista en manipulación".

Este ataque de Álvarez de Toledo a un medio de comunicación es otra polémica más en su historial, y con reincidencia, especialmente criticada por su tono -ella tiene el titulo de marquesa- alejado desde hace tiempo de la moderación. Por ejemplo, cuando decía sobre el exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba que "no derrotó a ETA" justo después de que hubiera fallecido. Un particular análisis que también ha dedicado a sus propias filas cuando definió al Partido Popular de Cataluña como "profundamente anticatalanes" y de dejar desamparados a los constitucionalisas frente al nacionalismo, o cuando acusó al PP del País Vasco de tibieza frente al terrorismo diciendo que "se apartaron de esa consigna de que lo moral es lo eficaz" y recibió la respuesta de Borja Semper que le recordó que "mientras algunas caminaban sobre mullidas moquetas otros nos jugábamos la vida".

En el PP nadie la desautoriza abiertamente, aunque intentan guardar las distancias

A todos estos episodios la respuesta de la dirección siempre ha sido la misma, respaldada por quien la eligió, por Pablo Casado, que desde el principio justifica su actitud diciendo que "los portavoces también tienen que tener un tono firme para que no tenga que tenerlo yo". Firmeza dice Casado, extremismo para otros también de su partido.

En el PP nadie la desautoriza abiertamente, aunque intentan guardar las distancias.

Alberto Núñez Feijóo ha dicho que "los medios de comunicación aceptan que podamos discrepar de ellos pero lo que no podemos nosotros es censurar o tachar a un medio de comunicación".

Juan Manuel Moreno aseguraba que "muchas veces no estoy de acuerdo con opiniones que hay sobre mi partido o sobre el modelo de sociedad pero eso no signfica que no tenga que respetar al máximo la libertad de expresión".

Javier Maroto cree que "la libertad de expresión en este país no es una opción es una obligación de todos los demócratas y yo creo que con eso lo estoy diciendo todo.

Dolors Montserrat aseguraba que "y por tanto defenderos, admiraros y respetaros significa defender la democracia, los valores de la democracia y los derechos que hay en la Constitución".

Publicidad