Paro

España es el país con más paro de la Unión Europea

El Gobierno anunció que el paro había bajado en octubre, pero Fedea lo desmiente y afirma que ha subido en más de 130.000 personas.

Publicidad

España vuelve a ser el país con la tasa de paro más alta de la Unión Europea (UE). Ahora mismo, estamos en un 12,5%, que equivale al doble de la media de la UE. La situación se vuelve todavía más dramática si miramos el paro juvenil: 32,2%, muy por encima del resto de países, a pesar de que el Gobierno afirmó que el paro en octubre había bajado en más de 27.000 personas.

España, líder en paro en Europa

El desempleo en la Unión Europea ha seguido con la tendencia descendiente y ha bajado una décima más la tasa de paro en octubre, llegando al 6%, según los datos aportados por Eurostat. La oficina estadística de la UE calcula había 12,9 millones de personas en paro el conjunto de la UE en octubre de 2022, 1,1 millones de personas menos que en octubre de 2021.

España lidera el ranking del paro, con un 12,5%, seguido de Grecia, con un 11,6%, y Chipre, con un 8%. La otra cara de la moneda son los países de República Checa, Polonia y Alemania. Los checos presentan una tasa del 2,1%, mientras que Alemania y Polonia tienen un 3% de desempleo.

En cuanto al desempleo juvenil, en octubre de 2022 había 2,9 millones de menores de 25 años parados en toda la UE. En este caso, los datos han empeorado respecto a los de octubre del año anterior, cuando había 102.000 menos.

En este apartado, España también duplica la media europea y alcanza el 32,2%, muy por delante de Grecia (27,3%) e Italia (23,9%). Los que menos tienen son también República Checa (5,7%) y Alemania (5,8%).

Fedea pide transparencia al Gobierno con las cifras del paro

El principal grupo de estudios económicos de España, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), dice que no se cree las cifras oficiales de paros que aporta el Gobierno español. Fedea señala a los fijos discontinuos y dice que ellos no están incluidos en esos datos del paro, así como los trabajadores que están en un ERTE.

Según el Gobierno, el número de parados bajó en octubre un total de 27.027 personas. Sin embargo, Fedea contradice esta información y asevera que, este mes, ha habido 132.000 desempleados más. Esta última cifra se obtiene de sumar las personas que se registraron como parados a los que se apuntaron como demandantes de empleo con relación laboral. Estos últimos se han disparado de una forma anómala y, según la fundación, podría deberse a esos contratos fijos discontinuos.

Eduardo trabaja en un hotel y tiene uno de estos contratos fijos discontinuos. "En enero o febrero supongo que pararemos", afirma. No obstante, cuando esté inactivo no figurará como parado. "No sabemos cuántas personas están en inactividad, pueden ser dos, tres o cuatro millones", ha expresado Florentino Felgueroso, investigador asociado de Fedea.

Y aquí viene el lío. En octubre, al contrario de lo habitual, cayó el paro registrado, según los datos del Gobierno de España. "Pero al mismo tiempo aumentó de forma anómala el grupo de demandantes donde normalmente van los fijos discontinuos", ha explicado Felgueroso.

Los economistas dicen que se ha hecho algún ajuste estadístico que desde el Gobierno no se ha comunicado, por lo que piden transparencia. "No puede ser que nuestro trabajo se transforme casi en un trabajo de detective", ha manifestado Marcel Jansen, otro investigador de Fedea.

"Cada nueve meses tenemos que paralizar el contrato, ir al paro y volver", cuenta Marisol. Su caso es uno de los dos millones de contratos discontinuos que se han hecho a lo largo de este año.

Publicidad

Las lluvias torenciales ponen en peligro el marisco gallego

Las lluvias torenciales ponen en peligro el marisco gallego

Hay bancos marisqueros, como el de Arcade, Pontevedra, en el que aseguran que no compensa ir a trabajar.

El cerdo ibérico, joya gastronómica de España, también afectado por la sequía y la escasez de bellota

El cerdo ibérico, joya gastronómica de España, también afectado por la sequía y la escasez de bellota

La sequía sin precedentes que arrastra gran parte de la Península está perjudicando seriamente al cerdo ibérico. La campaña de cebo en las dehesas, la Montanera, se está viendo afectada por la escasez de bellota en las cuatro denominaciones de origen de este jamón: Guijuelo en Salamanca, Extremadura, Los Pedroches (Córdoba) y Jabugo en Huelva. Comarcas que viven esencialmente de este producto, uno de los más valorados de nuestra gastronomía tanto dentro como fuera de España.