Se trata del primer fin de semana en el que comienzan las vacaciones de verano para muchos españoles. Las previsiones apuntan a que el 28% de los viajeros gastarán más que el año pasado, pero el cartel de completo, como se ha visto en otras ocasiones, no está asegurado.

Las Islas Canarias siguen siendo uno de los destinos turísticos españoles preferidos por los viajeros, pero para este año se prevé una caída de un 20% de turistas extranjeros, especialmente de alemanes y nórdicos.

El retroceso de este crecimiento se debe al crecimiento de otros países competidores como Turquía, Marruecos o Jordania. También por el 'brexit' y porque alemanes y escandinavos prefieren cada vez viajar menos en avión para no contaminar.

Ningún lugar de Canarias tiene colgado el cartel de completo para este verano, aunque el turismo nacional siga siendo fiel a las Islas Canarias, no será suficiente para alcanzar la cifra récord de años anteriores. "Este verano están las cosas muy difíciles", afirma Ricardo Cáceres, director de un hotel.

El desplome de turistas extranjeros en los meses de julio y agosto se prevé una caída entre un 12 y un 20%. "De hecho para la temporada de verano no nos están entrando muchas reservas", añade Rosa Dobón, directora de un hotel.

El turismo español salvará la temporada "este año va a venir más turismo nacional y creo que va a salvar el verano", dice un camarero. Canarias sigue siendo un destino preferente en Europa "fíjate el clima, maravilloso", exclama una turista.

Aunque el sector hotelero y de la hostelería confían en que lleguen reservas de última hora y mejoren las previsiones.