El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, considera que Francia cobra mucho por el vino estadounidense y ellos muy poco por el francés. Por eso quiere imponer aranceles más altos.

Acusa a Francia de crear barreras comerciales injustas y ha anunciado que abrirá el mercado europeo al vino estadounidense. "Francia nos cobra mucho por el vino y nosotros cobramos muy poco por el vino francés", dijo Trump a la cadena CNBC. Washington y Bruselas están negociando un acuerdo comercial que resuelva la batalla que desató Trump el año pasado cuando impuso aranceles al aluminio y al acero de la Unión Europea.

Es algo parecido a lo que hizo con la aceituna negra en España y con la guerra que ha declarado a China en el sector tecnológico.