Pobreza infantil

La delicada situación de la pobreza infantil en España: 1 de cada 3 niños, en riesgo de pobreza y exclusión social

En los grupos más vulnerables, más de la mitad de los niños no toma la fruta y verdura recomendada (58%). Además, únicamente el 37% de los menores españoles consumen las proteínas necesarias.

Publicidad

Las colas del hambre crecen y, con ellas, el número de niños que viven en la pobreza y que no se alimentan de forma adecuada. El coste de la crianza no para de subir en nuestro país, y cada vez son más las familias que no pueden cubrir los gastos necesarios para mantener y alimentar a los hijos. La cifra de pobreza infantil es uno de esos problemas de los que España no se puede enorgullecer.

En las colas del hambre, cada carro viene a por comida con una historia y, en muchos casos, son necesidades de toda una familia como la de Conrado que, junto a su esposa, tiene hasta cuatro niños y una situación complicada. "Yo no trabajo", comenta a los micrófonos de Antena 3 Noticias.

Situación crítica con la pobreza infantil en España

El coste medio de alimentación medio de un niño, en España, es de 134 euros al mes, según los datos ofrecidos por la oenegé 'Save the Children'. Marcela también sufre las consecuencias de la subida de precios. Tiene un hijo de 13 años y no tiene trabajo fijo. "No me puedo permitir mucho, solo puedo gastar 150 euros al mes y tengo que hacer malabares", lamenta.

Unas dificultades que en 2022 han puesto a unos 2,6 millones de menores en riesgo de pobreza y exclusión social, tal y como informan desde la mencionada organización. Este dato equivale a prácticamente uno de cada tres niños de nuestro país (31,8%), por lo que la situación es crítica. Además, la tendencia no invita al optimismo, ya que este dato ha aumentado en un 3% si lo comparamos con las cifras del año pasado.

"Necesitamos poner a los niños en el centro y enfocar políticas e inversiones", manifiesta Andrés Conté, director general de 'Save the Children'. En este contexto, surgen campañas para alertar sobre este problema.

Además, la oenegé señala que, en los grupos más vulnerables, más de la mitad de los niños no toma la fruta y verdura recomendada (58%). Asimismo, únicamente el 37% de los menores españoles consume las proteínas necesarias. Un panorama que ha provocado que se recurra, cada vez más, a las asociaciones. "¿Es duro pedirlo? Sí, pero todo sea por el bienestar de tus hijos", dice Mari Carmen, una de las beneficiarias de las ayudas.

El criar a un hijo cuesta 672€ euros al mes, de media, en nuestro país, y casi un millón de hogares no llegan a esa cantidad ni con todos sus ingresos.

Publicidad