Los supermercados británicos vigilan con lupa sus lineales. Algunas cadenas de Reino Unidos investigan cómo se lleva a cabo la producción de aceite de oliva en España.

Un medio británico publicó un artículo en el que señalaba que ciertos establecimientos del país vendían aceite de oliva español y que este era el causante de la muerte de millones de pájaros.

El problema que denuncian se debe a que las máquinas que trabajan en los olivares lo hacen durante el día y también en el transcurso de la noche. "Al caer la noche, los pájaros duermen sobre los árboles y las máquinas los mata", denuncia Theo Oberhuber, portavoz de Ecologistas en Acción.

Los ecologistas calculan que hasta 2.500.000 de pájaros, petirrojos, jilgueros zorzales, acaban cada año entre las redes. Esto sólo sucede en los cultivos más intensivos. "No tiene sentido prohibir el aceite por algo que ocurre en un 4% del olivar", exclama Samuel Galeano, portavoz SEO de Birdlife.

España es el primer productor mundial de aceite de oliva. La pasada campaña logró otro récord con casi un 1.800.000 toneladas. Los principales destinos son Italia Estados Unidos y Portugal. Las ventas en el Reino Unido superan el 5%, casi 200 millones de euros.

Te puede interesar:

Los productores de aceite de oliva, preocupados porque no cubren los gastos de producción