Gastos

Los 5 consejos básicos para ahorrar en las compras 'invisibles' del día a día: ¿Qué son los gastos hormiga?

En tiempos de crisis es fundamental ahorrar la mayor cantidad de dinero posible y evitar gastos injustificados pero que se nos pueden pasar por alto en el día a día. Los 5 mejores consejos para evitarlos.

Publicidad

En medio del huracán de la inflación y la subida de precios en los carburantes, hipoteca y alimentos, entre otras muchas cosas, es clave ser consciente de todos los gastos de nuestro día a día, especialmente de aquellos que pueden pasar desapercibidos pero que a final de mes, y especialmente a fin de año sí que suponen un gasto relevante en nuestra cartera.

A este tipo de gastos se les puede denominar 'hormiga' y son esas compras invisibles del día a día que te hacen gastar mucho dinero al mes y que puedes evitar con cinco consejos básicos.

Algunos ejemplos significativos de estos gastos son acciones que realizamos con relativa frecuencia: comer en restaurantes, pedir comida a domicilio, ir a una cafetería a tomar un café o una cerveza. También pueden incluirse gastos puntuales pero en algunas personas más recurrentes como puede ser comprar dulces, golosinas o patatas en la máquina del trabajo. Las compras online también influyen a la hora de los gastos hormiga, como por ejemplo adquirir cualquier artículo en Amazon o AliExpress que al final nunca usamos.

Los 5 consejos básicos

1. Identificarlos y contabilizarlos. Lo más importante es conocer de forma rápida en qué te gastas ese dinero, si no sabes de donde proviene el problema no podrás solucionarlo. Cuando identifiques el tipo de gasto y lo contabilices podrás afrontarlo con mayor conocimiento y tomarás medidas para evitar que siga siendo así.

2. Reducir. Cuando sepamos de que servicio o 'vicio' proviene nuestro gasto podremos plantearnos reducir el consumo. Pongamos un ejemplo, si a alguien le gusta picar en el trabajo y siempre termina yendo a las máquinas expendedoras, con que acuda un par de veces y se gaste 3-4 euros al día son entre 15 y 20 euros semanales, unos 80 mensuales solo en picar entre horas. En ese caso es mejor llevar algo de casa más barato.

3. Cambiar ese hábito. Cuanto antes elimines esos gastos más dinero ahorrarás, busca cambiar ese hábito por otro más económico. Las cosas preparadas en casa son siempre más baratas.

4. Prescindir. Si ves que no puedes cambiar ese hábito prescinde de él porque te está haciendo perder mucho dinero.

5. Establece una cantidad de ahorro mensual. Es importante que te fijes una cantidad aproximada de dinero ahorrado al mes para ser constante en los gastos y no tener sorpresas a final de mes.

Publicidad