Preguntado por su relación con el manacorense, Kyrgios apuntó que no está seguro de si él y Nadal pueden ir a un bar y tomarse una cerveza ya que no le conoce tan bien y solo le conoce como jugador de tenis.

El australiano se enfrentará a Nadal en la segunda ronda del torneo londinense. "No puedo esperar. Tan pronto como se realizó el sorteo, estaba muy feliz de verle en mi camino. Es excitante. Cuando eres un niño, quieres jugar con los mejores del mundo en las mejores pistas. No es algo que puedas dar por hecho. No hay garantías de que vuelva a estar en esta situación. Podría tener una lesión o algo así", explicó el verdugo de Nadal en estas pistas en 2014.

Por aquel partido también fue preguntado Kyrgios, quien aseguró que a veces lo ha revisado porque es uno de los mejores momentos que ha tenido en su vida. "Pero no voy a pensar en ello. Necesito recuperarme y descansar. Tengo un día libre, quiero salir ahí fuera y pasármelo bien", añadió Kyrgios, quien este martes se deshizo de su compatriota Jordan Thompson en cinco sets.