66.005167

Publicidad

Irán

Penas de cárcel y latigazos para una pareja de kick-boxing iraní por unas fotos besándose en Instagram

Irán castiga con 16 años de cárcel y 74 latigazos la publicación de unas imágenes de familia en Instagram: "Contenidos obscenos y vulgares".

Seyed Ahmad Moinshirazi, conocido como Picasso Moin, un excampeón mundial de kickboxing profesional, entrenador y empresario de gimnasios con 589.000 seguidores en Instagram, y ella, Shabnam Shahrokhi (38), una influencer con 878.000 seguidores, forman una de las parejas más célebres de Irán.

Ahmad ha pedido en sus redes la igualdad entre los sexos en la República islámica de Irán, donde la mujer es considerada inferior al hombre y sometida a un estricto control familiar, como denuncia Amnistía Internacional.

Ahora ha llegado el golpe más duro que ha recibido esta pareja iraní de campeones de kickboxing. En total, 16 años de prisión y 74 latigazos... por nada. Por publicar fotos besándose o por mostrar el rostro de una mujer sin velo. Han huido del país.

"Corrupción moral"

Sus muestras de amor les han salido caras: nueve años de prisión para él y siete años para ella. Son campeones de kickboxing y ella también atleta desde 2004. Se les acusa de una larga lista de delitos: propaganda contra el régimen iraní, contenido obsceno y corrupción moral. La lista de cargos era larga: “Propaganda contra el régimen”, publicación de “contenidos obscenos y vulgares” que atentan “contra la moral pública” y propagan “la corrupción moral”.

A ella además le señalan directamente como prostituta por no llevar el velo: hasta setenta y cuatro latigazos y tres meses de trabajo no pagados.

Su única salida: huir a Turquía en septiembre del 2019 para no sufrir la persecución del régimen islamista regido por la Sharía. Llegaron a pasar una noche en el calabozo. Las autoridades habían recogido hasta 1.000 páginas de sus publicaciones en las redes.

Hace un mes el experto en parkour Alireza Japalaghy fue detenido en Irán por besar a una mujer: "Irán ejecuta a decenas de personas". Alireza Japalaghy ha sido detenido no por subirse a una azotea en un rascacielos y jugarse la vida, sino por besar a una mujer. Este vídeo le puede costar incluso la vida en el régimen islámico iraní.

Publicidad