Apareció en la segunda jornada, se unió al grupo de corredores y ya no se ha separado de ellos. Ha terminado la prueba entre los 50 primeros.

Su nombre era el grito más repetido entre los corredores del Maratón de las Arenas. 'Cactus' hizo compañía a 800 atletas durante casi 200 kilómetros.

Se unió al pelotón en la segunda etapa y desde entonces no se ha separado de ellos. Asombra su resistencia, aunque en la tercera etapa, la más dura, víctima de grandes esfuerzos, vomitó y tuvo que recostarse.

Te puede interesar:

Un helicóptero la lía en plena maratón: un corredor termina lesionado

La bicicleta le salvó de las drogas: "Dejé sola a mi mujer con una cesárea... Era mi Playstation y la cocaína"

Corrió el maratón del Sahara para homenajear a su marido fallecido: "Sentí su fuerza y corrí como nunca hubiera imaginado"