Las especulaciones sobre el futuro de Fernando Alonso y la Fórmula 1 continúan aún en el aire. Desde Italia, el periódico 'Il Corriere della Sera' habla sobre cómo el asturiano sondea la posibilidad de volver al círculo mediático de la Fórmula 1. Está vez, desde un coche verdaderamente 'top'.

Por lo visto, el asiento de Pierre Gasly en Red Bull peligra por los malos resultados. Por ello, el interés del ovetense ha crecido en los últimos días y así le podrá dar el rendimiento que tanto desean los austriacos.

Si este cambio no se produce antes de la finalización de la actual temporada, quizás se produzca la siguiente. Dado que el panorama para el 2021 cambiará mucho en el 'gran circo', puesto que muchos de los contratos que vinculan a los mejores pilotos con sus escuderías, finalizarían. Allí Alonso espera dar un golpe sobre la mesa y quedarse con el volante de un coche competitivo.

El problema, por ahora, está con los japoneses de Honda. En los últimos días han protagonizado una serie de 'rifi-rafes', sobre todo los nipones, al devolverle a Fernando todas las salidas de tono que tuvo con esta empresa. Principalmente con la historia del "motor GP2" y ahora con el veto a un coche McLaren-Andretti con motor Honda para Alonso. El culebrón está servido.

Por ahora, el bicampeón de la Fórmula 1 esta pendiente de su próximo gran reto, el Rally Dakar. Cuarta disciplina que prueba el asturiano después de pasar por los circuitos, los óvalos y la resistencia.