JJOO Tokio 2020

Los Hispanos derrotan a Brasil y pasan a los cuartos de los JJOO con pleno de victorias

La selección española de balonmano cerró una primera fase inmaculada en los Juegos Olímpicos de Tokio con un claro triunfo ante Brasil. Los Hispanos, a un triunfo de la lucha por las medallas en Tokio 2020.

Daniel Sarmiento realiza un lanzamiento ante la defensa brasileña

Publicidad

Los Hispanos siguen desprendiendo grandes sensaciones en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y es que España cerró la fase de grupos con pleno de victorias y el billete para cuartos de final.

Brasil fue mucho menos rival que Alemania y Noruega para una España que sabe sufrir y también cerrar partidos en los que demuestra ser superior a su rival. Ante el conjunto carioca ofreció esta segunda versión.

Y eso que España empezó floja atrás, pero encontró la firmeza defensiva que suele atesorar, con un gran Pérez de Vargas en la portería y, en ataque, la magia afloró a tiempo de poner una renta máxima de hasta 8 goles y obtener luz verde hacia los cuartos de final, en el ecuador de la ronda preliminar.

España supera un mal inicio y acaba goleando a Brasil

Pero la 'goleada' no debe esconder que Brasil logró marcar en sus ocho primeros ataques para ponerse 8-4 arriba. Los brasileños, que al contrario que los 'Hispanos' cuentan por derrotas sus duelos en Tokio, lucharon más de lo que dicta el marcador final.

De hecho, Jordi Ribera tuvo que pedir un tiempo muerto que fue clave para reconducir un partido en el que España iba a la deriva. Una vez conectados atrás, gracias a un Gonzalo Pérez de Vargas que hasta marcó dos goles a puerta vacía en el tramo final, España fue poco a poco encontrando los puntos negros de la defensa brasileña.

La primera ventaja no llegó hasta el 16-17 de Ferran Solé, al borde de un descanso al que se fueron con 16-18 con un tanto de un rejuvenecido Raúl Entrerríos, en otra gran versión y actuación del capitán, al que habrá que ver si Ribera y compañía, o en el Barça, le dejan retirarse visto el nivel que sigue dando.

En la reanudación, el partido fue totalmente distinto (9-14) y España encontró velocidad de juego a nivel ofensivo, con alguna contra y tiros a puerta vacía ante una Brasil que perdió el norte en cuanto se vio con el agua al cuello. Y España hundió al rival del todo para lograr, por la vía rápida, el pase a cuartos de final.

Publicidad