Tokio 2020

Ibrahim Al Hussein, el refugiado sirio que entrena para llegar a los JJOO de Tokio: "Nado por los refugiados del mundo"

Entrena todos los días en esta piscina olímpica de Atenas. Tiene un sueño. Llegar a los Juegos de Tokio. Ibrahim Al Hussein es un refugiado Sirio. Huyó de la guerra y lo hizo con una sola pierna por culpa de una bomba.

Publicidad

Ibrahim Al Hussein ha sufrido la dura experiencia de tener que huir de su país, Siria. La guerra le hizo lanzarse a un peligroso viaje para llegar hasta Grecia. Y lo hizo con una sola pierna, ya que la otra la perdió por una bomba en la guerra que devasta Siria.

Ahora, Ibrahim entrena a diario en una piscina olímpica de Atenas para alcanzar su sueño, el de estar en los JJOO de Tokio 2020.

"Todo es posible. Las cosas pueden ser difíciles, pero se necesita fuerza, no solo palabras, fuerza desde adentro, La fuerza viene de dentro, de la mente", explica Ibrahim.

Este refugiado sirio ya participó en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 y quiere volver a hacerlo en Japón este verano. Ibrahim Al Hussein compite como deportista independiente, rechaza hacerlo bajo la bandera siria.

Y es que en 2012 una bomba destrozó una de sus piernas, algo que Ibrahim tiene muy presente cada vez que se zambulle en una piscina.

"No nado por mí, hay alrededor de 80 millones de refugiados en el mundo. Nado por todos ellos", reconoce Ibrahim.

Hay 50 atletas que aspirar a competir en Tokio 2020 como parte del equipo de refugiados. El compité paralímpico sólo otorgará seis plazas e Ibfrahim quiere una de esas plazas.

Publicidad