Algunos aficionados merengues perdieron los papeles: los aficionados del Barça se llevaron unos cuantos empujones y no fue a más porque, afortunadamente, había algún madridista con sentido común en medio de la turba.

En la grada del Bernabéu también se vio a la afición blanca desquiciada: grupos de hinchas discutiendo entre sí y a punto de llegar a las manos.

Te puede interesar:

El Barcelona le da la vuelta a los Clásicos: suma más victorias que el Real Madrid 87 años después

Sergio Ramos, principal protagonista de los memes del Clásico entre Real Madrid y Barcelona

Piqué se reitera en el 'presos políticos': "Esa gente no es culpable; no hubo violencia, ha sido todo muy pacífico"