El corazón no descansa nunca, por eso necesita ser cuidado con mucho mimo. Los expertos señalan como factores de riesgo el tabaquismo, el sobrepeso, el sedentarismo, la hipertensión, la diabetes, el colesterol alto, el estres y por último los factores congénitos. Los que no se ven y por lo tanto no se pueden prevenir.

Luchar contra estos factores puede ser clave para librarnos del temido infarto. Llevar una alimentción equilibrada, ejercicio suave, no fumar, controlar el peso, vigilar la grasa, la tensión y el colesterol y tratar de reducir el estres, son determinantes.

El riesgo de sufrir un infarto es más de dos veces superior en hombres que en mujeres. A ellas les protegen los estrógenos durante la etapa fértil. Por contra, tras un infarto, muere un 6% más de enfermas. Entre otras cosas porque los síntomas, que son distintos, no son tan conocidos, y tardan más en llamar a urgencias.

Te puede interesar:

Iker Casillas pasa su primera noche en el hospital estable

"Iker Casillas no volverá a jugar al fútbol": el doctor Juan Antonio Corbalán explica la situación del portero

El problema cardíaco de Iker Casillas llega en su mejor momento con el Oporto