La aerolínea que patrocina al Real Madrid junto a los pesos pesados del vestuario blanco en uno de sus aviones para que mantuvieran una charla informal sobre sus gustos, aficiones, mejores momentos y partidos...

Una de las mejores escenas se vivió cuando Modric pregunto a Marcelo por sus aficiones. El brasileño desveló que le gusta leer, una afirmación que provocó una cara de sorpresa de Sergio Ramos.

Te puede interesar:

Gareth Bale sigue con sus problemas con el castellano: "No tengo ni idea de lo que has dicho"