Real Madrid

Todos los problemas que asfixian al Real Madrid

El modelo del Real Madrid parece estar en entredicho tras el parón mundialista. De la defensa a la delantera, un análisis de la 'cuesta de enero' blanca.

La plantilla del Real Madrid, tras perder la Supercopa ante el Barça

La plantilla del Real Madrid, tras perder la Supercopa ante el Barça EFE

Publicidad

El plan físico, el calendario y el escaso fondo de armario parecen lastrar al Real Madrid tras el Mundial de Qatar. De los últimos cinco partidos, los de Carlo Ancelotti han empatado contra el Valencia en las semifinales de Supercopa de España, ganando solo a los dos rivales más débiles: el Real Valladolid en Liga y el Cacereño en Copa del Rey. La derrota en la final de la Supercopa en Riad ha hecho saltar todas las alarmas: el Barça les superó física, táctica y técnicamente, y lo más preocupante es que los blancos ni siquiera compitieron. Los de Xavi Hernández, como el Villarreal una semana antes, se aprovecharon de todas sus debilidades.

Pero, ¿cuáles son esas flaquezas? ¿Estamos ante un bajón físico tras la cita mundialista? No parece que se trate de un problema de gestión, aunque el fantasma de las segundas temporadas de Ancelotti ya planea sobre Chamartín. Vigentes campeones de Europa y de Liga, la plantilla merengue parecía apuntalada gracias a las actuaciones del mejor portero, Thibaut Courtois, y del mejor delantero, Karim Benzema. Sin embargo, los resultados esta temporada están sufriendo un bajón que coincide con los mejores números del eterno rival. Puede que se trate de un simple bache y no de un momento crítico. Es más, el entrenador lo tiene claro: el Madrid no afronta un fin de ciclo, sino un proceso de cambio de jugadores veteranos por jóvenes. Estos son los problemas que asfixian al equipo de Carletto en defensa, mediocampo y ataque.

Bajón de Mendy y Carvajal

El Real Madrid viene encajando un gol por encuentro: 26 tantos en 26 partidos disputados. Y es que aunque Courtois sigue sacando manos salvadoras, solo ha dejado la meta a cero en siete ocasiones. Ancelotti está buscando fórmulas para mejorar la zaga porque sabe que su mayor problema está en la debilidad defensiva. El equipo está pagando cara la ausencia por lesión muscular de David Alaba porque Antonio Rüdiger, que llegó en el último mercado desde el Chelsea, está rindiendo por debajo de lo esperado como compañero de Eder Militao en el centro de la defensa. Nacho Fernández, quien siempre cumple, sigue esperando su oportunidad.

Pero el gran agujero de los blancos atrás proviene sobre todo de los laterales y se debe principalmente al bajón deportivo de Dani Carvajal y Ferland Mendy, una situación que se agudiza porque el entrenador italiano no confía en sus teóricos suplentes. Rüdiger ya no juega en el flanco izquierdo y Álvaro Odriozola apenas cuenta para el derecho, al tiempo que Nacho y Lucas Vázquez ya tampoco parecen optar a esas demarcaciones. Con la ventana de fichajes cerrada por ahora, el Madrid podría ir dando minutos a Vinícius Tobias, actualmente en el Castilla, para tapar el agujero en el costado diestro.

Un mediocampo sin aire

El centro del campo también es el foco de las críticas tras la derrota en la final de la Supercopa: Gavi, Pedri, Busquets y De Jong superaron con holgura a Camavinga, Toni Kroos y Luka Modric. El francés fue sustituido al descanso en los dos encuentros disputados en Arabia Saudí. Luka Modric, con la gasolina justa tras la cita mundialista a sus 37 años, tampoco pasa por su mejor momento. Toni Kroos, único centrocampista blanco que no jugó en Qatar, ya no brilla como pivote en choques de enjundia. Fede Valverde volvió a estar alejado de la zona creativa y Dani Ceballos sigue desaprovechando sus oportunidades cuando entra desde el banquillo.

Tras la venta de Casemiro al Manchester United el pasado verano, la figura de Aurelian Tchouaméni, la joven estrella de 22 años, se antoja clave para los blancos; su baja por lesión muscular está resultando ruinosa, pues el francés insufla el aire que requiere la sala de máquinas merengue. Si el Madrid no ficha, una solución pasaría por alejar al uruguayo Valverde de la banda para hacerle regresar al centro del campo. Carletto sabe que el equipo necesita piernas y volver a ganar duelos en esa zona del campo, y eso pasa porque regrese Tchouaméni y Kroos siga en plena forma hasta final de temporada. Veremos si Florentino Pérez se plantea entonces romper la hucha por Jude Bellingham.

En busca de más goleadores

Arriba, el Real Madrid necesita recuperar gol. Karim Benzema, flamante Balón de Oro, acumula 11 tantos esta temporada, un registro insuficiente para seguir la estela a un Barça imparable en LaLiga. Vinícius ha perdido desborde desde el batacazo de Brasil en Qatar y acumula seis partidos sin marcar. Y es que aparte del delantero francés solo Rodrygo, que marcó un golazo al Cacereño en Copa, ha anotado desde el parón por el Mundial; si Fede Valverde retorna al mediocampo, puede que el extremo brasileño tenga más minutos arriba. El Madrid también añora al mejor Marco Asensio, otro atacante que no ve puerta con el club madrileño desde antes de la Copa del Mundo, el pasado 2 de noviembre.

La falta de goles se evidencia todavía más porque Eden Hazard y Mariano Díaz apenas cuentan para Ancelotti en su sistema de rotaciones. Con Erling Haaland asentado en Mánchester y la eterna sombra de Kylian Mbappé siempre lejos en el horizonte parisino, el técnico italiano tendrá que apañárselas con lo que tiene o apostar por Sergio Arribas, de la cantera, para aumentar la producción goleadora. ¿Estamos, como dice el entrenador, ante el inicio de una nueva era? El de Reggiolo, por si acaso, avisa: que nadie dé por muerto al Real Madrid.

Publicidad