El Sevilla celebra un gol

Publicidad

LALIGA JORNADA 32 | SEVILLA 3-2 BETIS

El Sevilla se lleva un emocionante derbi ante el Betis y duerme en puestos de Champions League

Vibrante derbi el vivido en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla se llevó los tres puntos ante el Betis en un duelo en el que hasta el pitido final ninguno de los dos respiró tranquilo. Los hispalenses se adelantaron en el marcador gracias a Munir, pero tras el descanso Lo Celso puso las tablas. Franco Vázquez y Sarabia parecían dar tranquilidad a los de Caparrós, pero Tello puso emoción hasta el 95'.

El Sevilla ganó este sábado por 3-2 al Real Betis en un derbi intenso, emocionante y con goles, y gracias a su mayor pegada se sitúa más cerca de la 'Champions' al ser provisionalmente cuarto, a la espera de lo que haga el Getafe, además de alejar a su eterno rival en nueve puntos y complicarle su objetivo europeo.

El derbi del Sábado de Pasión fue igualado, pero los sevillistas fueron muy efectivos, se adelantaron en la primera mitad por medio de Munir y, aunque el argentino Lo Celso empató tras el descanso, Pablo Sarabia y luego Franco Vázquez ampliaron una renta local que estrechó casi al final Tello para hacer con un golazo de falta un 3-2 insuficiente.

Todo comenzó con intensidad, como es habitual, pero con el Betis con las ideas más claras ante un Sevilla atenazado, nervioso y que no sabía cómo meterle mano a la zaga verdiblanca, lo que se tradujo en varias ocasiones del bético Jesé. A los dos minutos tuvo un mano a mano salvado por Vaclík, aunque se había pitado fuera de juego.

Sobre el cuarto de hora, el canario aprovechó un fallo en su salida del área del checo, pero tiró desde lejos y sin precisión y Jesús Navas controló sin apuros cerca de la portería, y a los 22 minutos Jesé, a pase de Guardado, la tuvo de nuevo ante Vaclík, que despejó en una acción también invalidada por fuera de juego.

Tras la presión inicial bética, muy arriba buscando rápidas contras, el Sevilla se animó y en el 26 Munir atinó de cabeza en un gran centro de Sarabia para hacer el 1-0, después de una pérdida de balón del argelino Mandi, y luego, a la media hora, Pau López le salvó el segundo al galo Ben Yedder, a pase del Franco Vázquez.

Los béticos habían empezado mejor, pero se diluyeron con el 1-0. El guión se repitió tras el descanso y esta vez sí le dio frutos. Avisaron Giovani Lo Celso y Jesé, que tiraron al cuerpo de Vaclík, aunque el argentino no falló en el 55 y, tras un gran centro atrás desde la izquierda de Junior, hizo el 1-1 de un fuerte remate raso.

Sin embargo, los sevillistas reaccionaron bien a este mazazo y, más por empuje y garra que por fútbol, le sacaron partido a su gran pegada al ponerse de nuevo por delante a los cinco minutos, en el 59, en un rápido ataque de Munir, que cedió a Ben Yedder y éste centró al área chica para que Sarabia marcara el 2-1, su gol número 22 de la temporada.

El Betis acusó mucho el gol, tardó en despertar y, para más inri para los de Heliópolis, el Sevilla, muy intenso en todo el choque y con salidas rápidas en ataque, le asestó un nuevo golpe tras un fuerte tiro desde la frontal del área de Franco Vázquez, que logró el 3-1 a los 63 minutos, aunque aún quedaba casi media hora.

Setién metió toda la pólvora que pudo, con Joaquín por Emerson, Loren por un desatinado Jesé y Tello por Sidnei, y controló ya el juego ante un equipo local que se empleó a fondo en defensa y reforzó su media con el holandés Promes por Munir, Aleix Vidal por Vázquez y el croata Rog por Banega. Antes, Jesé tuvo otra opción en el 67, pero siguió negado ante el gol y Vaclík paró su tiro cruzado, igual que Joaquín en una falta despejada por el checo y que Loren en otro disparo cruzado que salió fuera.

Tello, suplente de inicio a pesar de su gran estado de forma, puso la emoción con un golazo a ocho del final, en un magistral lanzamiento de falta desde la frontal, pero al Betis le faltó tiempo y, al final, se fue de vacío del Sánchez Pizjuán y se le complican sus opciones europeas.

Publicidad