Una calle entera en su honor, además de una plaza repleta coreando su nombre. Así ha sido la ceremonia de bienvenida en su tierra natal a Egan Bernal, quien se hizo con el maillot amarillo el pasado 28 de julio después de asumir el liderato de la prueba en la etapa 19.

Desde primera hora, los ciudadanos zipaquireños llegaron a la plaza de Los Comuneros para poder recibir y compartir el título de campeón del Tour de Francia con su compatriota, Egan Bernal, quien llegó montado en su bici, vestido de amarillo.

"Es algo muy bonito", decía el colombiano ante los periodistas. "Es un día que no voy a olvidar al ver tanta gente reunida por mi. Me siento orgulloso de ser colombiano, cundinamarqués y zipaquireño. Me siento una persona muy orgullosa por traer esta camiseta a Colombia y a Zipaquirá", continuó.

"Los niños pueden tomar este ejemplo mío. Vivía en el Bolívar, mi barrio, si alguien me hubiera dicho que iba a ganar le Tour, no lo habría creído", continuó.

Además, aseguró que "hay Egan para rato" y recalcó que si obtiene un segundo título de la ronda gala irá a por más: "Tengo 22 años, esperad", respondió el ciclista de Ineos a una pregunta sobre su rápido inicio en la élite deportiva.

El ciclista fue sorprendido en el vuelo de vuelta por la tripulación del avión.