Luka Doncic ha protagonizado uno de los vídeos más virales de las últimas horas en la NBA. Y esta vez no ha sido por ninguna jugada en un partido.

El esloveno dejó boquiabiertos a los espectadores encestando un triple mientras estaba sentado en el banquillo. Una canasta imposible para cualquiera, pero no para el jugador de los Dallas Mavericks.