Cambio climático

Dos activistas se pegan a los marcos de los cuadros de 'Las Majas' de Goya en el Museo del Prado

Los dos activistas se han pegado con pegamento a los marcos de los cuadros de 'Las Majas' en protesta por la emergencia climática. La sala donde se encuentran los cuadros ha sido reabierta al público.

Publicidad

Dos activistas de Futuro Vegetal, Elena, estudiante de Biología, y Samuel, estudiante de Comunicación Audiovisual, se han pegado a los marcos de los cuadros de 'La maja desnuda' y de 'La maja vestida' de Francisco de Goya, expuesto en el Museo Nacional del Prado de Madrid. Ambas se han pegado en protesta por la emergencia climática.

Entre medias de los dos jóvenes junto a los cuadros de 'Las Majas', han escrito el mensaje de '+1,5º' para "alertar sobre la subida de temperatura mundial que provocará un clima inestable y graves consecuencias en todo el planeta".

"Nos pegamos a 'Las Majas'. La semana pasada, la ONU reconocía la imposibilidad de mantenernos por debajo del límite de aumento del Acuerdo de París de 1.5º de temperatura media respecto a los niveles preindustriales", explica Futuro Vegetal en su cuenta de Twitter.

Los dos son un pequeño grupo que colabora con Futuro Vegetal. Así lo explica el portavoz de Futuro Vegetal a Antena 3 Noticias. Los dos jóvenes decidieron pegarse en el marco y no hacer daño a la obra porque la multa puede llegar a ser de prisión. Además, escogieron 'Las Majas' debido a su ubicación. La disposición de ambas permitía pintar la pared.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha reaccionado en Twitter al acto de los dos activistas asegurando que "no son activistas", sino que "son indeseables".

Reabre la sala del Museo del Prado

El Museo Nacional del Prado ha reabierto por la tarde la sala donde se encuentran los dos cuadros de Francisco de Goya, tras solucionar los desperfectos causados. El museo movilizó a un pintor para la pared y la brigada encargada de colocar las obras.

Desde el museo explican que la pintura, témpera al agua, y el pegamento que utilizaron eran de plástico para eludir el detector de metales.

En consecuencia, los marcos de los cuadros han sufrido daños, especialmente el de 'La maja desnuda'. Ambos datan de entre 1902 y 1912, según señala Carlos G. Navarro, técnico de Conservación de Pintura del Siglo XIX del Museo del Prado en su perfil de Twitter.

Sopa de tomate o puré de patatas

El último acto se había producido este viernes en Roma, cuando cuatro activistas lanzaron sopa de guisantes sobre el cuadro 'El Sembrador', de Van Gogh, en el museo del Palacio Bonaparte. Esta protesta se suma a otras que se han sucedido en las últimas semanas en otros cuadros, como en 'Los Girasoles' también de Van Gogh, expuesto en la National Gallery de Londres, donde se lanzó sopa de tomate. También a cuando tiraron puré de patatas contra un cuadro de Monet en Alemania.

Son ya varios ataques a cuadros en menos de un mes. Exigen que se tomen medidas efectivas para limitar el cambio climático. El Ministerio de Cultura anunció hace menos de dos semanas que se extremaría la seguridad de los museos en España ante posibles ataques. Pidió el cumplimiento de las normas de acceso y la prohibición de introducir elementos y bebidas en las salas, junto a mochilas y bultos grandes, paraguas u objetos punzantes.

Publicidad

Escena de 'E.T. el extraterrestre'

40 años de E.T., el extraterrestre: la película donde Steven Spielberg abrió un nuevo universo

Este martes, se cumplen 40 años del estreno en España de la película E.T., el extraterrestre, película por la que Steven Spielberg consolidó el género de ciencia ficción a nivel mundial.

La ganadora y la finalista del Premio Planeta terminan su gira de promoción

La ganadora y la finalista del Premio Planeta terminan su gira de promoción

El pasado 15 de octubre se entregó el Premio Planeta con récord de participantes y con 864 novelas originales presentadas. Desde entonces Luz Gabás, ganadora por 'Lejos de Luisiana', y Cristina Campos, finalista, por 'Historias de mujeres casadas' arrancaron una gira por varias ciudades para dar a conocer sus dos novelas. Dos historias con un hilo conductor, el amor pero en dos épocas muy distintas. La primera en la Luisiana del siglo XVIII; la finalista, en la actualidad.