Woody Allen, durante una rueda de prensa en el Festival de Cannes

Publicidad

Woody Allen

El documental de contenido inédito con el que Mia Farrow contraataca a Woody Allen por sus escándalos sexuales

El documental de 4 episodios con el que Mia Farrow contraataca a Woody Allen contiene material inédito sobre el supuesto abuso sexual del cineasta a su hija adoptiva Dylan.

Mia Farrow aviva la guerra que mantiene su familia contra el cineasta Woody Allen a través de un documental con contenido inédito que se emitirá el próximo 21 de febrero a través de la plataforma HBO. En él se habla sobre los supuestos abusos sexuales que el actor y director mantuvo con su hija adoptiva Dylan.

Los directores de la serie de 4 capítulos, Kirby Dick y Amy Ziering, son expertos en investigar a famosos acusados de delitos sexuales, y esta vez ponen la diana en las polémicas que envuelven a Woody Allen.

'Allen vs. Farrow', nombre que bautiza al documental, recorre la historia que envuelve al director y la actriz a partir de 1992, año en el que Farrow encontró fotos de Soon-Yi Previn desnuda en la casa de Allen, una de las hijas que adoptó con su pareja anterior.

Mia y Woody fueron pareja durante 12 años, desde 1980, pero siempre vivieron en casas separadas en dos extremos de Central Park. Llegaron a colaborar en 13 películas juntos, adoptaron a dos hijos –Dylan y Moses- y tuvieron otro –Satchel, que cambió su nombre a Ronan después de la separación de sus padres-. En total, Farrow llegó a tener 14 hijos, entre biológicos y adoptados.

La guerra de Farrow y Allen

Las fotografías encontradas y la confirmación de que Woody Allen había mantenido relaciones sexuales con su hija universitaria, con la que lleva casado desde 1997, hicieron explotar la guerra entre la familia, iniciando una batalla judicial que todavía continúa.

Además de las fotos, la actriz acusó a Allen de abusar sexualmente de su hija Dylan, también adoptada. Aunque ya no eran pareja desde 1987, hasta el mismo año en el que nació Ronan se llevaron bien. Su hijo, reconocido profesionalmente por publicar reportajes sobre las denuncias de acoso sexual del cineasta Harvey Weinstein, acusa también ahora a su padre de haber abusado de su hermana cuando tenía 7 años.

El documental

El documental en el que aparece Mia Farrow, que contiene 4 capítulos, incluye material inédito que se grabó durante el juicio por la custodia de los hijos, además de otros vídeos y audios caseros y evidencias cedidas por la Policía. También hay entrevistas con Dylan Farrow, supuesta víctima de los abusos de su padre adoptivo, y de su hermano Ronan.

En 1993, Woody Allen fue absuelto de todos los cargos y únicamente se llegó a calificar su comportamiento de "inapropiado" por parte de la Fiscalía. Sin embargo, con el estallido del movimiento #MeToo, la imagen del cineasta empezó a generar rechazo y sospecha.

Los directores del documental explicaron a The New York Times que decidieron tratar este tema porque "la historia nunca había salido a la luz". Han dedicado 3 años a la serie, que cuenta con numerosas entrevistas de testigos que nunca antes habían hablado de cara al público para hablar sobre el abuso infantil familiar y el incesto, una petición que tanto tiempo llevaban reclamando los supervivientes.

En los capítulos se pueden ver también vídeos grabados por Mia Farrow mientras criaban a sus hijos en Conneticut y un audio que grabó durante algunas conversaciones con su entonces marido, Woody Allen. Sin embargo, ni el cineasta, ni Soon-Yi Previn, ni Moses Farrow han querido participar.

Además, en el documental se abordan también las incógnitas sobre las entrevistas a las que fue sometida Dylan –hasta en 9 ocasiones- y el informe emitido por la Clínica de Abuso Sexual Infantil de Yale.

Y por último, se incluyen voces culturales que exploran el trabajo cinematográfico de Woody Allen y reflexionan sobre cómo los escándalos le dejaron cada vez más solo en su carrera. Actores como Colin Firth, Greta Gerwig o Mira Sorvino prometieron no volver a trabajar para él, y su última película no tuvo distribución en Reino Unido tras la cancelación del contrato por parte de Amazon.

"Una prueba de misoginia"

Kirby Dick explicó durante la entrevista al diario estadounidense que la mala prensa que Allen utilizó contra Farrow no es más que una prueba de misoginia. "A la gente le gusta culpar a las madres de todo. Desde el principio, sospeché mucho de esa narrativa porque es una narrativa misógina: la idea de la mujer histérica, la loca. Eso es lo que se publica no solo en casos de incesto, sino también en casos de agresión sexual. Escuchar eso me hizo sospechar mucho, mucho".

Sobre la participación de Mia Farrow en el documental, asegura que le costó mucho que fuera parte activa de la iniciativa, pero que finalmente lo hizo por su hija.

Publicidad