Publicidad

Coronavirus Reino Unido

Reino Unido autoriza un estudio pionero que consiste en infectar de coronavirus a personas sanas para probar vacunas

Reino Unido ha aprobado la realización de este estudio pionero en el mundo. Consiste en inocular el coronavirus a personas sanas para probar vacunas y otros tratamientos.

El Reino Unido será el primer país en realizar un estudio llamado 'Human Challenge Studies Covid-19' (Estudio del desafío humano) tras la aprobación del organismo de ética de ensayos clínicos del país. Consistirán en contagiar de coronavirus a personas sanas para probar vacunas y tratamientos anticovid.

Respaldado por una inversión del gobierno británico de 33,6 millones de libras (38,6 millones de euros), el estudio será realizado por una asociación entre el Imperial College London, la Royal Free London NHS Foundation Trust y la compañía clínica hVIVO.

Según public el Imperial College London, el estudio inicial ayudará a los científicos a comprender cómo reacciona el sistema inmunológico frente al SARS-CoV-2 (el virus que causa la COVID-19) e identificar los factores que influyen en la forma en que se transmite el coronavirus, incluida la forma en que una persona que está infectada 'arroja' partículas de virus infecciosos en el ambiente.

Participarán hasta 90 voluntarios en el experimento de Reino Unido, que deben ser adultos sanos y cuidadosamente seleccionados que se expondrán al virus en un entorno seguro y controlado. Los investigadores están animando a las personas de entre 18 y 30 años, que tienen el menor riesgo de complicaciones derivadas del coronavirus, a que consideren la posibilidad de participar como voluntarios.

Una vez que se haya realizado el estudio inicial, las vacunas candidatas, que han demostrado ser seguras en los ensayos clínicos, podrían administrarse a un pequeño número de voluntarios que luego se exponen a Covid-19, lo que ayuda a identificar las vacunas más efectivas y acelerar su desarrollo.

Así será el experimento de Reino Unido

El estudio inicial tendrá como objetivo establecer la menor cantidad de virus necesaria para causar la infección por COVID-19. Como hay mucha menos información disponible sobre las nuevas variantes del virus, los médicos utilizarán el virus original que ha estado circulando en el Reino Unido desde marzo de 2020.

Los estudios se llevarán a cabo en una unidad especializada con un seguimiento muy estrecho y con médicos a la mano con tratamientos si es necesario.

La investigación inicial ha sido revisada por la Autoridad de Investigación Sanitaria para garantizar que cumple con los más altos estándares éticos. La seguridad de los voluntarios es de suma importancia y su salud será monitorizada de cerca durante su tiempo en la unidad de cuarentena especialmente diseñada.

También se hará un seguimiento de los voluntarios durante un año después de su participación.

Publicidad