China

El Chang'e 6 logra aterrizar en la cara oculta de la Luna: recogerá muestras y las traerá a la Tierra

Así funciona la sonda china Chang'e 6 que ha aterrizado con éxito en la Cuenca Aitken-Polo Sur.

Publicidad

La sonda china Chang'e 6 alunizó con éxito en la cara oculta de la Luna, el satélite de la Tierra. La misión tiene un objetivo claro: recoger muestras de la cara menos visible de la Luna. Si lo consigue, será un hito en la historia.

¿Qué se conoce de la cara oculta de la Luna? China es el único país que ha explorado el lado menos visible. La sonda Chang'e 4 realizó los primeros estudios en 2019 y envió datos a la Tierra mediante un satélite repetidor. La novedad de la actual misión es "recolectar y devolver a la Tierra muestras".

China informó de que la misión había sido un éxito y que la sonda que despegó el pasado 3 de mayo ejecutó la maniobra de aterrizaje a las 6:23 hora local (22:23 GMT del sábado) en la Cuenca Aitken-Polo Sur.

Con el apoyo del satélite de retransmisión Queqiao-2, la combinación de módulo de aterrizaje y ascenso de la sonda Chang'e-6 aterrizó con éxito el domingo 2 de junio en el área de designada.

Según Li Chunlai, diseñador jefe adjunto de la misión Chang'e-6, la sonda aterrizó "con precisión" en la Cuenca Aitken-Polo Sur. La cuenca SPA se formó por una colisión celestial hace más de 4.000 millones de años y tiene un diámetro de 2.500 kilómetros y una profundidad de unos 13 kilómetros. Es el cráter de impacto más antiguo y más grande del satélite de la Tierra y del sistema solar.

El enorme impacto pudo haber expulsado materiales de las profundidades de la Luna. Si se recogen y se analizan, proporcionarían nuevos conocimientos sobre la historia de los impactos tempranos del sistema solar y sobre la evolución geológica de la Luna. Además, el científico asegura que ese lado es "más accidentado que el lado cercano".

La sonda investigará la Luna durante varios días. En total, el viaje de ida y vuelta durará unos 53 días.

Caso de éxito: alunizaje perfecto en la Luna

La sonda Chang'e-6 está formada por un orbitador, un módulo de retorno, un módulo de aterrizaje y un módulo de ascenso. La combinación de módulo de aterrizaje y ascenso se separó de la combinación de orbitador y módulo de retorno el 30 de mayo, explicó la CNSA (China National Space Administration).

Según imágenes del aterrizaje, tras encenderse el motor principal con empuje variable, el módulo de aterrizaje ajustó rápidamente su actitud y se acercó gradualmente a la superficie lunar. Usó un sistema autónomo de evitación visual de obstáculos durante el descenso.

El módulo se mantuvo en el aire a unos 100 metros sobre el área de aterrizaje segura y utilizó un escáner láser 3D para detectar obstáculos y seleccionar el sitio final antes de un lento descenso vertical. Conforme el módulo se iba acercando a la superficie, el motor se apagó y aterrizó en caída libre, protegido por un sistema de amortiguación.

Tras el aterrizaje, la sonda tiene previsto completar la toma de muestras en un plazo de dos días. Para ello, utilizará un taladro para obtener elementos del subsuelo y un brazo robótico para recoger especímenes de la superficie lunar.

El equipo de científicos y experto hizo que Chang'e-6 actuara de forma autónoma y ejecutara las decisiones para reducir las interacciones Tierra-Luna.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad