Ayer les adelantábamos en exclusiva el archivo de la investigación sobre el accidente del helicóptero militar que se estrelló en el mar en 2015, donde fallecieron tres personas. Era la segunda vez que un súperpuma con base en Canarias tenía un siniestro con resultado mortal. Hoy hemos hablado con el padre de Jhonander Ojeda, el militar que sobrevivió al primer accidente y que falleció en el segundo. No entiende cómo el tribunal militar cierra el caso sin que haya responsables.

El padre de Jhonander, el militar que había sobrevivido a un accidente anterior en otro súperpuma, no se da por vencido.

Denunciará por la vía civil porque por lo militar se ha archivado el caso. En el auto se especifica que la causa mas probable del accidente fue un problema en el adaptador de frecuencia de una de las palas, que causó el desequilibrio dinámico del rotor principal. Pero Francisco Ojeda se sigue haciendo preguntas.

Por eso reclama más información sobre ese adaptador de frecuencia que pudo desencadenar el siniestro donde fallecieron José Morales. Saúl López y Jhonander Ojeda.

El auto especifica que la nave estaba al día en el mantenimiento y que no hubo un fallo estructural en el vuelo. Pero para saber más, Francisco exige tener acceso al informe del INTA, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial. Tampoco entiende los tiempos del tribunal militar.

Insiste en que los familiares, tras el primer accidente de 2014 pidieron a los mandos militares que dejaran de usar esos helicópteros.