La atracción ya está funcionando con normalidad

Una atracción de feria sufre un problema y tuvo que ser detenida. Este es el momento en el que se quedó sin suministro eléctrico. El problema se produjo en el radiador del grupo electrógeno, que al no evacuar debidamente el calor, llevó a frenar progresivamente la máquina sin suponer ningún riesgo para los clientes que, eso sí, tuvieron que soportar algunas vueltas de más. Tras reparar el problema, la atracción volvió a funcionar con normalidad.