AFECTARÍA A 2,4 MILLONES DE COMUNITARIOS

AFECTARÍA A 2,4 MILLONES DE COMUNITARIOS

Miles de europeos piden la nacionalidad británica antes del referéndum, según el diario 'The Guardian'

El referéndum que prevé convocar el Gobierno británico en 2017 para consultar su salida de la Unión Europea afectaría a más de dos millones de europeos que viven en Reino Unido, que temen que se les pueda denegar el permiso de trabajo y otros inconvenientes como el aumento de impuestos sobre las propiedades para extranjeros. Por ello, según el periódico 'The Guardian', miles de ciudadanos estarían en proceso para obtener la nacionalidad.

David Cameron
David Cameron | Getty Images

El temor a que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) tras el referéndum que prevé convocar el Gobierno ha llevado a miles de ciudadanos comunitarios que viven en las islas británicas a iniciar los trámites para pedir la doble nacionalidad, según informa este lunes el diario 'The Guardian'.

Una encuesta elaborada por el periódico sobre 1.200 personas sugiere que la mayoría de los europeos que residen en el Reino Unido cree que la salida del país del bloque común haría su vida "mucho más problemática".

Según el diario, incluso la "extrapolación más cautelosa de la encuesta" apunta a que miles de ciudadanos europeos están en proceso de obtener la nueva nacionalidad o bien están considerando iniciar los trámites. Los comunitarios temen que les puedan denegar el permiso de trabajo en el Reino Unido, que termine el acuerdo para sufragar de forma recíproca los gastos sanitarios, mayores restricciones para estudiar en el país y que aumenten los impuestos sobre las propiedades para los extranjeros.

Una eventual salida de la Unión afectaría tanto a los 2,4 millones de comunitarios que viven en el Reino Unido como a los 2 millones de británicos que residen en otros países de la UE.

El primer ministro británico, David Cameron, se ha comprometido a celebrar una consulta sobre la salida de la Unión antes de que termine 2017, después de negociar con Bruselas un cambio en los tratados que otorgue a Londres un mayor control sobre la regulación de la inmigración, entre otras cuestiones.

Según los datos del Gobierno, el número de comunitarios naturalizados británicos ha pasado de 10.000 en 2009 a 18.000 en 2013. Antes de pedir la nacionalidad, el Reino Unido exige a los ciudadanos europeos pasar un examen conocido como "Life in the UK Test" ("Test sobre la vida en el Reino Unido"). Los aspirantes, que deben haber vivido al menos cinco años en el país, responden a preguntas sobre los "valores y principios" de la sociedad británica y tienen que demostrar conocimientos sobre "acontecimientos y personas que han marcado la historia del Reino Unido".

'The Guardian' cita el testimonio de Fabrizio Fazzini, un ingeniero electrónico italiano de 44 años que se mudó a Bristol (suroeste de Inglaterra) en 2010 con su esposa y dos hijos. "Veo los problemas que tienen mis compañeros de la India y otros países no europeos para renovar sus visados de inmigrante cualificado y no me gustaría tener que pasar por eso", explica Fazzini.

Bart Szydlowski, ingeniero polaco de 28 años que llegó al Reino Unido para estudiar hace nueve años, cree que si el país saliera de la UE le sería difícil lograr el estatus de residente permanente. "El problema es que tampoco sé si podría volver tan fácilmente. He vivido aquí toda mi vida adulta. Mis competencias profesionales son transferibles, en teoría, pero no sé si podría encontrar trabajo en Polonia", afirmó.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.