MURIÓ POR UN "INTERCAMBIO DE FUEGO" EN LA FRONTERA

MURIÓ POR UN "INTERCAMBIO DE FUEGO" EN LA FRONTERA

Llega a Córdoba el cadáver del militar español fallecido en el Líbano

El cabo Francisco Javier Soria, de 36 años, murió en el sur del Líbano en el marco de la escalada de la violencia entre Israel y el grupo chií Hizbulá. Este jueves su cadáver ha llegado al aeropuerto de Córdoba y será trasladado al Anatómino Forense de la capital cordobesa. En el aérodromo lo esperaban familiares y compañeros de la Brigada de Infantería Mecanizada 'Guzmán el Bueno'.

El cadáver del cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido en el Líbano, ha llegado al aeropuerto de Córdoba y será trasladado al Instituto Anatómico Forense de la capital cordobesa para practicar la autopsia. Los restos del militar han llegado a Córdoba en un helicóptero procedente de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), hasta donde llegó desde el Líbano en un avión de la Fuerza Aérea española.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha viajado junto al féretro en su trayecto hacia Córdoba, donde, en el aeropuerto, lo esperaban familiares del fallecido y sus compañeros de la Brigada de Infantería Mecanizada "Guzmán el Bueno" X (Brimz X), con sede en la base de Cerro Muriano. También estaban presentes autoridades como el jefe del Estado Mayor de Defensa, Fernando García Sánchez, y el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Jaime Domínguez Buj.

El helicóptero ha aterrizado en Córdoba con algo de retraso, alrededor de las 16.00 horas, y de él ha bajado en primer lugar el ministro, que ha saludado a las autoridades y los familiares. Acto seguido, los compañeros de su unidad, a quienes se ha visto muy afectados, han portado el féretro con los restos mortales del cabo Soria, mientras sonaba una marcha fúnebre. Una vez que el féretro ha sido colocado en el coche fúnebre, la viuda del militar fallecido se ha acercado a verlo, acompañada por dos militares, y se ha dado por concluido el acto.

Al término, la emoción era palpable entre los compañeros del cabo, que se han ido abrazando a uno de los soldados que ha acompañado los restos mortales desde el Líbano hasta España. Después, el cuerpo ha sido desplazado hacia el Instituto Anatómico Forense, donde se le va a practicar la autopsia, antes de ser trasladado hasta Cerro Muriano (Córdoba), donde se ubica su unidad.

Una vez allí, se instalará una capilla ardiente, que será privada por expreso deseo de la familia, mientras que el funeral tendrá lugar mañana a las 11.00 horas en la base de Cerro Muriano, según han indicado a Efe fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Córdoba.

El cabo será condecorado con la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, la máxima distinción militar, al haber fallecido en acto de servicio y reunir las condiciones por su trayectoria en las Fuerzas Armadas y su servicio en el Líbano, donde se ha desplegado en dos ocasiones. El cabo Soria, de 36 años, murió en el sur del Líbano en el marco de la escalada de la violencia entre Israel y el grupo chií Hizbulá.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.