Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
Los nuevos reyes de Holanda pasean por los canales de Ámsterdam
La reina Máxima lució un traje color berenjena Ir a pantalla completa

de 5

La reina Máxima lució un traje color berenjena | GTres La reina Máxima lució un traje color berenjena
  • La reina Máxima lució un traje color berenjena
    La reina Máxima lució un traje color berenjena | GTres La reina Máxima lució un traje color berenjena
  • Los reyes de Holanda pasean con sus hijas por los canales
    Los reyes de Holanda pasean con sus hijas por los canales | GTres Los reyes de Holanda pasean con sus hijas por los canales
  • Máxima y Guillermo Alejandro saludan a los holandeses
    Máxima y Guillermo Alejandro saludan a los holandeses | GTres Máxima y Guillermo Alejandro saludan a los holandeses
  • La familia real holandesa pasea en barca
    La familia real holandesa pasea en barca | GTres La familia real holandesa pasea en barca
  • Los holandeses saludan a los reyes del país
    Los holandeses saludan a los reyes del país | GTres Los holandeses saludan a los reyes del país
NOTA DE COLOR EN LOS ACTOS DE CORONACIÓN

Los reyes de Holanda celebran su investidura con un paseo por los canales

Guillermo-Alejandro y Máxima quisieron compartir su felicidad con todos los holandeses, que les esperaban en las orillas de los canales. Para este acto, el más relajado de la jornada, la reina eligió un vestido en tonos burdeos.

Los reyes de Holanda saludan desde los canales de Ámsterdam ver el video

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 30/04/2013 a las 23:39 horas

La intensa jornada de la coronación de los nuevos reyes de Holanda, Guillermo-Alejandro y Máxima, terminó con un paseo fluvial por el río Ij y escuchando la llamada "canción del rey", con la que se ha querido que todos los neerlandeses canten en este día histórico.

A bordo de una barcaza con cubierta, los reyes de Holanda y sus hijas a bordo de una barcaza con cubierta recorrieron el río, desde la que vieron las distintas representaciones artísticas interpretadas por artistas locales, desde danza clásica al "Bolero" de Ravel.

La reina Máxima reapareció con un vestido de noche de fondo blanco y en tonos burdeos, adornado con pedrería en un escote palabra de honor, y con una pequeña cola. Durante el paseo se pudo ver a la reina siguiendo el ritmo de la música y exhibiendo la amplia sonrisa que desde hace más de una década ha consquistado a los holandeses. Se tuvo que cubrir los hombros con un chal del mismo tono, ante las bajas temperaturas de este día, y añadirse otro beige en lana poco después.

La princesa Catalina-Amalia, la heredera al trono de 9 años, y sus hermanas Alexia y Ariane, añadieron una capa beige a sus vestidos azules, obra también de Vermeulen.

Las ceremonias de la tarde, con las que se puso el broche al día en que se produjo el relevo generacional en la dinastía de los Orange, tuvo un tono marcadamente popular y de cercanía al pueblo, después de las celebraciones que la pareja real tuvo con altos dignatarios holandeses e internacionales, y los herederos de 18 casas reinantes del mundo.

Muchos holandeses siguieron el paseo fluvial de su familia real desde las orillas del río, así como desde algunos barcos antiguos.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana