Rosa está completamente desesperada y no sabe cómo ingeniárselas para informar a Adolfo de todo lo que está pasando. La joven le ruega a su hermana Marta que le ayude a entregarle una carta de despedida al que es el amor de su vida, ¿accederá a llevársela?

Marta parece negarse a cumplir con lo que su hermana le está pidiendo, ¿confesará que siente lo mismo que su hermana por el joven? El enamoramiento de Rosa llega hasta tal punto que está dispuesta a hacer lo que sea necesario para estar al lado de Adolfo de los Visos.