¿Por qué la dieta atlántica nos ayuda a sentirnos mejor?

¿Por qué la dieta atlántica nos ayuda a sentirnos mejor?

Siete motivos por los que debes comer como un gallego

Mucho hablar de la dieta mediterránea, y pocos recuerdan que en el lado oeste de España hay una comunidad, la gallega, que cuenta también con su propia dieta, la atlántica, una fuente de beneficios que han ido constantando a lo largo de los años numerosos estudios. El último de ellos, elaborado por Galiat 6 + 7, formado por seis empresas y siete grupos científicos gallegos, asegura que esta dieta contribuye, entre otras cosas, a disminuir el colesterol.

marisco
Todo esto sólo puede ser estupendo para la salud. | Cocinatis

Estos son algunos de los motivos por los que la Dieta Atlántica Gallega nos ayuda a sentirnos mejor:

1- El consumo abundante de pescados y mariscos, por encima del de carnes, aumenta los niveles de ácidos grasos omega 3 y omega 6 en el organismo. Es importante tener en cuenta que estas grasas no son fabricadas de forma natural por el organismo, de manera que éste tiene que buscarlas fuera. Regulan la función del sistema nervioso y la actividad cardiovascular. El consumo excesivo de mariscos, sin embargo, puede ocasionar problemas a los pacientes con el colesterol alto.

2- Al igual que ocurre con la dieta mediterránea, el aceite de oliva tiene gran protagonismo en este tipo de dieta, y se utiliza como principal grasa no sólo para cocinar sino para aderezar en crudo.

3- La Dieta Atlántica aboga por un consumo elevado de frutas y hortalizas, desde manzanas y cítricos hasta otras típicas de la zona como son el repollo, las berzas, los grelos y las nabizas, además de judías, pimientos, cebollas o zanahorias.

4- Este tipo de dieta apuesta también por unos hábitos que contribuyen, sin duda, a que nos sintamos mejor: comidas en familia, con calma... una apuesta por disfrutar de la comida en cualquier momento, y no considerarla un mero trámite.

5- El consumo diario de productos lácteos, fruto de la fuerte presencia de la industria bovina en la comunidad, hace que los aportes de calcio de la dieta estén totalmente bajo control. Los quesos gallegos, con varias D.O que son capaces de hacer enloquecer a cualquier amante de este manjar, desde O Cebreiro a Arzúa, también constituyen un buen aporte de calcio, bueno para nuestros huesos y cerebro.

6- Hay que tener cuidado con la proteína animal y extraer únicamente sus beneficios. La zona atlántica suele tender, o al menos así ha sido a lo largo de la historia, a un consumo excesivo de carnes rojas, especialmente de ternera y cerdo. Esta presencia cárnica garantiza un aporte adecuado de proteínas y hierro, pero también de grasas, que pueden ocasionar problemas cardiovasculares y colesterol. Para evitarlo, se recomienda comer carne roja únicamente una vez a la semana, a ser posible magra, y evitar en la medida de lo posible algunos derivados del cerdo como lacón, chorizos, morcillas, etc.

7- Inclusión de los vinos en la dieta. La zona atlántica tiene una gran tradición vinícola, con varias denominaciones de origen que dan lugar a vinos de alcance internacional que forman parte, con moderación, del día a día gastronómico de la población.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 19/06/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.