En China, en Bolivia...

En China, en Bolivia...

El pene de toro también se come (no, no hablamos del rabo)

El rabo de toro está guay, pero hoy vamos a hablar del otro 'rabo' de este animal. Resulta que el pene taurino se consume en Asia como una 'delicatessen' más. ¿Te atreverías a comerlo?

Pene de toro. Sí, lo que estás pensando.
Pene de toro. Sí, lo que estás pensando. | Wikipedia

Una de mis mejores anécdotas en el mundo de la gastronomía la viví en un restaurante cuando el cocinero, ante una periodista novata, explicó que iba a sacarnos unos deliciosos aperitivos de "rabo de toro". La chica en cuestión se puso roja como un tomate y le dijo al chef que ella no lo iba a tomar. Cuando la tapa llegó a la mesa, con su aroma delicioso y su pintaza, de repente, la joven, dándose cuenta de su error, preguntó: "¿Pero, a ver, qué parte del toro es esta?".

Efectivamente, el rabo de toro que se sirve estofado en muchos restaurantes es la cola del animal deshuesada. Éste es un plato que, salvo tiquismiquis, todos nos comemos y que incluso ha llegado a estar de moda. Peeeero, hoy vamos con el reverso tenebroso de la fuerza: el otro 'rabo' del animal. Sí, nos referimos al pene de toro que, como no podía ser de otra forma, se come en muchos lugares del mundo. Atentos, que arrancamos.

En China. Ya sea frito o en sopa, en China son aficionados al rabo de toro y lo consumen habitualmente. En muchos mercados, sin ir más lejos, cuelgan en los puestos alegremente. Probablemente, muchos los confundamos con intestinos, pero si preguntamos... nos enfrentaremos a la realidad. Sí, amigos, es solo otra muestra de la afición china a los penes de animales.

En Bolivia. Viajamos hasta el continente americano para hablar del caldo de cardán, una sopa hecha con el pene de toro y a la que se le atribuyen propiedades milagrosas a la hora de potenciar la virilidad masculina. Se le considera, en este sentido, un 'viagra' natural. Patatas, huevo, carne de vacuno y de pollo entran también en este platazo.

En la comida de tu perro. Esos snacks  de carne que le das a tu mascota para que los roa están hechos, en muchas ocasiones, de la carne del pene de toro seca. Ojo, porque va sin cocinar y muchos animalistas están alertando de que esto puede suponer un riesgo para la salud del animal.

Ejem, bueno, no sabemos si os habremos quitado el apetito después de esto. Lo que sí tenemos que deciros es que, en caso de por alguna razón, queráis preparar este 'manjar' en casa, más os vale saber cómo se limpia adecuadamente. En caso contrario, el sabor puede ser, ¿cómo diríamos? DESAGRADABLE. Quitar la uretra, aclararlo con abundante agua varias veces o dejarlo más limpio que una patena son las reglas a seguir. Suerte, amigos de la aventura.

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 12:54 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.